Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Patxi López no dejará "ni un espacio público" para ETA si consigue ser lehendakari

Los socialistas vascos han recordado hoy a su ex edil Isaías Carrasco, asesinado hace un año por ETA
Los socialistas vascos han recordado hoy a su ex edil Isaías Carrasco en el primer aniversario del atentado de ETA que acabó son su vida, en un acto en el que líder del PSE/EE, Patxi López, ha prometido que no habrá "ni un sólo espacio público para la impunidad" si es lehendakari.
Dirigentes y cargos públicos del PSE/EE han acompañado a la familia y amigos de Carrasco en Arraste, en el mismo lugar donde cayó asesinado, donde hoy su hija mayor, Sandra, ha asegurado que este último año ha sido "muy duro" para todos ellos, pero que seguirán "luchando" porque son "más y más fuertes" que los terroristas.
Ramos de flores, rosas rojas y velas encendidas han quedado depositados sobre el asfalto de la calle Navas de Tolosa de la localidad guipuzcoana, la misma donde vivía el ex concejal y que ahora el PSE/EE quiere que lleve su nombre, una propuesta que trasladará al Ayuntamiento, gobernado por ANV.
La viuda de Carrasco, María Ángeles, sus hijos Sandra, Ainara y Adei, y la madre de Isaías, Agustina, que no ha podido contener el llanto, han sido arropados por más de un centenar de personas en este homenaje, al que también han acudido familiares de otras víctimas de ETA, como la mujer del político socialista Fernando Buesa, Natividad Rodríguez, o del empresario de Azpeitia Inaxio Uría.
Carrasco, asesinado dos días antes de las elecciones generales del 9 de marzo de 2008, recibe este tributo casi una semana después de los comicios vascos, que han dado la oportunidad de poder ser elegido lehendakari a Patxi López, quien hoy ha afirmado que si preside el Gobierno Vasco trabajará "con toda contundencia" para que "nadie aplauda, justifique o dé cobertura a la violencia".
"Deslegitimar la violencia es educar en valores de tolerancia, de respeto a la diversidad, al diferente, pero también es evitar que nadie tenga espacios de impunidad". El líder del PSE/EE ha advertido a los que hace un año "quisieron acallar la voz" de su partido de que hoy los socialistas "están más fuertes que nunca".
"Creo que las elecciones del domingo son una demostración de esto. A pesar de que todavía sean demasiados, uno sólo lo sería, son menos que nunca y eso es un signo esperanzador de la evolución de la sociedad vasca y también de la del mundo del 'abertzalismo' radical", ha destacado.