Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Del cayuco a la universidad

Hace una semana que Abdou, se graduó en Magisterio. Pero la historia de este senegalés empieza cuando tenía 12 años, en el mar, cogió un cayuco y puso rumbo a España. El viaje fue muy duro. Compañeros murieron por el camino. Lo primero que hizo al llegar a canarias fue llamar a su madre que le daba por muerto. Su madre se alegró muchísimo. Se puso  a llorar. Abdou tenía claro que la vida le daba una segunda oportunidad y la aprovecho al máximo. Estudiaba mientras jugaba al futbol en los juveniles en el Sporting de Gijón, donde da clases a chavales. Su sueño ahora es montar una escuela de fútbol en su país. Para poder darles una oportunidad como la que tuvo él.