Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Partidarios de la oposición iraní protestan contra el régimen de Ahmadineyad

El presidente de Irán, Mahmud AhmadineyadReuters
Por otro lado, la día que se celebra "el día del Al Quds", una manifestación en apoyo a los palestinos, ha finalizado con la detención de una decena de partidarios del candidato opositor Mir Hossein y dos heridos, en las calles de Teherán.
La protesta en contra de Israel se ha convertido en una disputa entre simpatizantes de Musavi y el actual presidente. "Los partidarios de Ahmadineyad están golpeando a los simpatizantes de Musavi cerca de la calle de Vali-ye Asr y al menos dos manifestantes han resultado heridos", ha declarado un testigo.
La Policía antidisturbios iraní, apoyada por los milicianos islámicos "Basij", ha reprimido con dureza la manifestación de los opositores, lo que ha desatado los enfrentamientos con gases lacrimógenos, piedras y botellas en el centro de Teherán. En los disturbios, ha resultado agredido por los milicianos "Basij" el propio ex presidente iraní Mohamad Jatamí.
Ahmadineyad defiende sus planes nucleares
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha asegurado que "nunca" abandonaría su programa nuclear por las presiones de Occidente. Aunque ha reconocido que las armas nucleares pertenecen al pasado, Ahmadineyad no ha descartado de forma directa un posible uso de la tecnología atómica.
Las palabras del presidente iraní llegan tras la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de abandonar el escudo antimisiles en Polonia y República Checa que comenzó la Administración de George W. Bush. Obama destacó el leve avance nuclear de la República islámica.
Nuclearización por Israel
En Viena, el máximo negociador nuclear iraní, Ali Asghar Soltainieh ha señalado a Israel como la principal causa del programa nuclear del país. Aunque Tel Aviv nunca lo ha reconocido oficialmente, la Comunidad Internacional cree que Israel cuenta con arsenal nuclear.