Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento iraní acepta a la primera mujer al frente de un Ministerio

Ministra de Sanidad, Marzieh Vahid Dastjerdicuatro.com
La ginecóloga Marzieh Vahid Dastjerdi se ha convertido este jueves en la primera mujer ministro en los treinta años de historia de la República Islámica de Irán. Lo ha hecho consiguiendo el voto de confianza de la Cámara al frente de la cartera de Sanidad.
Este pasado miércoles, la ministra presentó un amplio programa alabado incluso por algunos de los que parlamentarios que se mostraban reticentes. El resultado de este programa han sido 175 votos a favor de los 286 miembros de la Cámara, tan sólo 82 en contra y 29 abstenciones.
Rechazadas
Las otras dos mujeres que aspiraban a la cartera ministerial, Fatemeh Arjelu, en Bienestar Social, y Suzanne Kashravad, que optaba a la cartera de Educación, han sido rechazadas.
La primera, Arjelu, una joven diputada con experiencia en las milicias de voluntarios islámicos Basic, consiguió tan són 76 votos a favor frente a los 181 en contra. La segunda, Kashravad, también ha sido rechazada por una amplia mayoría de la Cámara con 49 votos a favor y 209 en contra.

15 días de plazo

Algunos grandes clérigos de la chía en Irán habían expresado sus dudas sobre la capacidad de gestión de las mujeres y habían instado al presidente, Mahmud Ahmadineyad, a repensar su decisión. Además, el Parlamento también rechazó al aspirante a la cartera de Infraestructuras y Fomento, Ali Abadi.
Por otro lado, el polémico ministro de Defensa, Ahmad Vahidi, a quien Israel acusa de terrorismo, ha logrado el mayor número de apoyos de la Asamblea, que tras escuchar la confirmación estalló en gritos de "muerte a Israel" y "Dios es el más grande".
Ahmadineyad, que ha conseguido una importante victoria parlamentaria al lograr la aprobación de casi todo su gabinete, tiene ahora un plazo de quince días para presentar nuevos nombres.