Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament catalán lanza un órdago al Constitucional

El Parlament ha aprobado con el 87 por ciento de sus diputados (PSC, CiU, ERC e ICV-EUiA) una resolución que pide renovar el Tribunal Constitucional, modificar la ley del TC y que se declare incompetente con el Estatut, un órdago que busca presionar sobre todo al PSOE para evitar que este TC falle sobre el Estatut.
PSC, CiU e ICV han apelado a que se "cumpla" la propia Constitución y se proceda a la renovación del TC, y han advertido de que "no sólo está en juego el Estatut, sino una determinada interpretación de la Constitución".
La resolución se ha aprobado con 115 votos a favor y 16 en contra, una correlación de fuerzas muy similar a la que permitió la primera reforma estatutaria en 2005, puesto que el PP, que luego recurrió el Estatut y Ciutadans han votado en contra al considerar que la cámara abre un conflicto institucional.
CiU, PSC, ERC e ICV han proclamado la necesaria "unidad" catalana para evitar un recorte estatutario, aunque se han lanzado algunos reproches derivados de la decisión de ERC de no firmar la propuesta de resolución, partido que al final ha votado a favor.
El PSOE en contra
El secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, asegura que las relaciones entre el PSOE y el Partido Socialista Catalán (PSC) "no se van a romper" y que la "sangre no llegará al río", tras la polémica suscitada por la renovación o no de los miembros del Tribunal Constitucional (TC), después de que el Alto Tribunal no haya dictado aún una sentencia sobre el Estatut de Cataluña.
En este sentido, Zarrías reconoce que le "gustaría" que se dieran las condiciones necesarias para que los magistrados del TC fueran renovados aunque, precisa, hasta que éstas no se produzcan, los jueces que en estos momentos lo componen tienen "total legitimidad" para emitir la sentencia sobre "este tema o sobre cualquier otro".
De este modo, recordó que hace "dos años" las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP fueron "en contra del espíritu" de la Ley Orgánica del TC, cuando se renovaron a cuatro magistrados, ya que, asegura, los nombres que propusieron "dificultaron" e hicieron que "saltaran por los aires" lo que era la "normal renovación del mismo".