Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pajín insta a denunciar el incumplimiento de la ley antitabaco

Enganchados al tabacoCuatro/CNN+
La nueva ley antitabaco se estrena sin grandes contratiempos pero sí con algún incumplimiento. La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha destacado que la ley del tabaco, que entró en vigor el domingo 2 de enero y que prohíbe fumar en todos los espacios públicos cerrados, se está aplicando con toda normalidad y ha confiado en que "siga siendo así".
En declaraciones a la Cadena Ser, Pajín ha reconocido que los cambios de hábitos no se producen de la noche a la mañana, pero ha considerado que el hecho de que la fecha de entrada en vigor de la ley se hubiera anunciado con tanta antelación ha ayudado a que se desarrolle con normalidad.
Cualquier ciudadano puede denunciar
Preguntada sobre si se disponen ya de datos sobre denuncias, la ministra se ha limitado a recordar que cualquier ciudadano tiene la posibilidad de denunciar el incumplimiento de la ley como ocurre con cualquier otra norma legal.
No obstante, la titular de Sanidad ha destacado que el alto consenso parlamentario y social con el que ha nacido la ley es la mejor garantía para su cumplimiento.
Por ello, se ha mostrado "absolutamente convencida" de que "la mayoría de los ciudadanos, como ha ocurrido en las primeras horas, la van a cumplir".
Se fuma en las entradas de los hospitales
Aunque la ley prohíbe fumar en los ingresos de los hospitales, se sigue observando a algunas personas que lo hacen en las entradas. Por ejemplo, en la Fundación Jiménez Díaz, en Madrid, hay instalados dos ceniceros grandes en las puertas de acceso.
La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria calcula que tres millones de fumadores intentarán dejar el hábito en los cuatro primeros meses del año.
Primeras quejas
Algunos locales han recibido quejas de clientes que pretendían fumar, pero lo cierto es que la mayoría de fumadores han asumido el cambio legal que les obligará a salir a la calle o a ubicarse en terrazas para poder fumar un pitillo.
Lejos del centro de Barcelona, en algunos bares de barrio, todavía se veía gente fumando dentro, sin que fueran reconvenidos por los responsables de los establecimientos.
En Madrid, varios dueños y clientes de establecimientos de hostelería han coincidido en afirmar que la norma se acatará sin muchos problemas y que los clientes fumadores se acabarán acostumbrando a no sacar el mechero y el cigarrillo en el interior.
Por ello, Facua-Consumidores en Acción ha habilitado una página web para que los usuarios puedan denunciar los incumplimientos de la ley, de los que esta organización dará traslado posterior a las autoridades sanitarias competentes.