Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Pacto de Toledo alcanza un principio de acuerdo para ampliar el periodo de cálculo de las pensiones

El Pacto de Toledo ha alcanzado un principio de acuerdo para ampliar el periodo de cálculo que se utiliza para calcular la pensión, actualmente fijado en los últimos quince años cotizados, según ha adelantado el portavoz del PP en la Comisión, Tomás Burgos, a los medios de comunicación.
"Hay un principio de acuerdo", ha señalado Burgos antes de entrar a la sesión de la tarde de la Comisión en el Congreso de los Diputados. De hecho, está previsto que a las 20.00 horas los portavoces den una rueda de prensa conjunta para dar cuenta de los avances alcanzados.
Burgos ha resaltado la necesidad de que el Pacto de Toledo profundice en el criterio de contributividad y pida al Gobierno que amplíe el periodo de cálculo con los mismos criterios de gradualidad que en anteriores ocasiones, pero sin proponer una cifra concreta, que es lo que tiene que hacer el Ejecutivo en el marco del diálogo social.
Para Burgos, la ampliación del periodo de cálculo de la pensión es "probablemente mucho más importante" que otros en los que se está focalizando la atención, como la prolongación de la edad legal de jubilación, y resulta "fundamental" para cualquier acuerdo de pensiones en estos momentos.
Los años que computan
Por otro lado, el portavoz 'popular' ha avanzado también que, a lo largo de la mañana, se ha llegado a otro principio de acuerdo para homogeneizar la forma en la que computan los años trabajados a la hora de calcular la pensión.
En este sentido, ha resaltado la necesidad de incrementar la correlación entre las cotizaciones y las prestaciones que reciben los ciudadanos, ya que no todos los años valen lo mismo a efectos de generar el porcentaje de la base reguladora. En concreto, ha explicado que los primeros años cuentan un 3% cada uno, mientras que los últimos cuentan un 2%.
Las largas carreras de cotización
"No tiene ningún sentido mantener un criterio por el que los años cuentan de forma diferente solo por el lugar que ocupan en la carrera laboral de un ciudadano", ha denunciado, tras recordar que más del 30% de los ciudadanos acceden a la jubilación anticipada desde el desempleo y más de un 10% desde el subsidio para mayores de 52 años.
A su parecer, el actual sistema "lesiona" los derechos de largas carreras de cotización que se ven abocadas al desempleo al final de su vida laboral, por lo que este cambio debe ser uno de los "pilares" de la reforma, no sólo por su importancia en el sistema de pensiones sino porque es "clave" para la sostenibilidad financiera del mismo y su legitimidad social.
En contra de "acuerdos parciales"

Sin embargo, Burgos ha explicado que el Pacto de Toledo no pretende "acuerdos parciales" y que cualquier propuesta es "susceptible de nuevas lecturas" porque se va revisando en función de los avances alcanzados para que todos los elementos estén "ajustados y equilibrados".
Según Burgos, lo "importante" es que los ciudadanos sepan que el sistema de pensiones, con estas modificaciones, reconocerá mejor el esfuerzo contributivo realizado durante un periodo más amplio de actividad laboral, que cualquier modificación se hará con criterio "gradual" y que los criterios de solidaridad "están garantizados".

Además, ha celebrado que la Comisión haya reconocido por primera vez el papel de las mutuas, así como la importancia de mejorar su gestión, su transparencia y su capacidad para gestionar adecuadamente las funciones encomendadas dentro del sistema de la Seguridad Social.