Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE matiza su rechazo al CETA y anuncia que va abstenerse

El cambio de rumbo sorprendió por repentino. Cristina Narbona anunciaba en Twitter que el PSOE no apoyaría el Tratado de Libre Comercio con Canadá. Lo hacía sólo un día después de que los socialistas le dieran el visto bueno en la Comisión de Exteriores. Anuncio matizado hoy por la portavoz en el Congreso. La decisión no estaba tomada. Al final será una abstención. Pero el PSOE se ha mostrado de nuevo dividido, entre los que rechazan el CETA y los que acatan en silencio las decisiones de la dirección. El CETA divide también a los socialistas europeos: franceses, belgas y polacos votaron en contra, pero el PSOE no había mostrado hasta ahora ninguna reticencia. El Comisario europeo de Asuntos Económicos reunido hoy con Sánchez le ha pedido que mantuviera su apoyo al tratado. Anunciada la abstención, se vuelve a Bruselas satisfecho. Satisfechos también los barones favorables al acuerdo. Como Ximo Puig, que lo ve vital para sectores como la cerámica y el calzado valencianos.