Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE consigue la aprobación en el Congreso del techo de gasto presupuestario

El PSOE consigue la aprobación en el Congreso del techo de gasto presupuestarioCuatro/CNN+
Aunque la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha defendido que el objetivo 'techo de gasto' para 2011 se enmarca en un proceso de "aceleración" de la reducción del déficit público ante el "notable deterioro" de las cuentas públicas, que tendrá un efecto positivo en la reducción de la prima de riesgo de España en los mercados financieros, e impulsará la captación de financiación del sector privado y la recuperación, sus argumentos no han calado en los grupos, salvo el socialista.
El primero en intervenir, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, ha apuntado en tono irónico que la vicepresidenta había "regalado" al hemiciclo una "larguísima exposición" de más de cuarenta minutos para "celebrar que continúa en su puesto", presentando un escenario "bastante inútil" de estimaciones "que no son fiables ni rigurosos". "Seguimos en zona de riesgo y sin poder financiar la posición y eso es por culpa del Gobierno".
En este sentido, ha defendido que las cifras del Gobierno "no son austeras" porque descontando las medias de estímulo de 2010, que no se repiten en 2011, sólo muestras una reducción del 0,2% en el déficit. "No estamos ante un auténtico planteamiento de austeridad, sino un cálculo cuasiexótico", ha señalado Montoro, quien ha acusado al PSOE de no creer en la estabilidad presupuestaria al negarse a una reforma de las instituciones.
"España lo que necesita es un cambio de Gobierno", ha remarcado el portavoz económico popular, quien ha lamentado que no haya sido posible lograr una mayoría "responsable" de la oposición contra un proyecto de Presupuestos que "agravará" el clima social de España.
CiU da un "minicredito" al Gobierno
El portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha replicado a Montoro que su postura de abstención se debe, precisamente, a su responsabilidad y ha indicado que parece que el PP quiere ver a la economía española "intervenida por la Unión Europea o por el FMI" y ha defendido la necesidad de dar un "minicrédito" al Gobierno para ver si es capaz de presentar en septiembre unos Presupuestos que contribuyan a una "verdadera reducción" del déficit.
Sánchez Llibre ha recalcado, eso sí, que de sus palabras no se deriva un futuro apoyo de CiU a las cuentas públicas. "Nuestra posición es altamente critica y altamente responsable con el balance de la situación".