Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una trásfuga del PSOE se alía con el PP convirtiéndose en nueva alcaldesa de Silleda

Ofelia Rey, que comenzó la legislatura en el PSdeG y milita en los no adscritos, se ha convertido con los votos de cinco ex concejales del PP y de otro no adscrito, también ex socialista, en la nueva alcaldesa de Silleda (Pontevedra), en donde ha triunfado la moción de censura contra la hasta hoy regidora, Paula Fernández (PSdeG).
El pleno en el que se debatió la moción fue tenso, en un local con aforo limitado, menos de doscientas personas, de las que más de treinta era periodistas, y en el que los apoyos a la hasta hoy alcaldesa eran mayoría, aunque hubo gritos tanto a favor como en contra de Rey y de Fernández.
La moción, presentada el pasado día 6 de octubre, fue el fin de varias semanas de rumores, en las que los líderes del PP nacional y gallego, Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijóo, expresaron su rechazo a que los concejales de su partido apoyasen una moción de censura e incluso les advirtiesen de que serían expulsados si desobedecían sus directrices.
El pueblo, enfadado
Durante el pleno, la recién elegida alcaldesa aludió a la "situación de inestabilidad política e institucional" del municipio "producto de una mala administración", de la que la "única culpable" es la alcaldesa.
"Los problemas se resuelven desde el diálogo y la sensatez y no desde el autoritarismo, la intriga y la soberbia", ha reprochado Rey a Fernández y ha invitado a todos a "pasar página" y a "tirar del carro" para que la situación cambie.
Ante estas declaraciones, el público ha interrumpido varias veces diciendo que el pueblo ya había votado y llamando "corruptos" y "vendidos" a los que apoyaban la moción.