Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PRI resurge en México y provoca una crisis en el partido de Calderón

El ex presidente del PANReuters
Los últimos datos sobre el escrutinio de las elecciones legislativas en México, con el 99,87 por ciento de los votos computados, confirman que el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) protagonizó un impresionante resurgimiento electoral y retomó el control mayoritario de la Cámara de Diputados. El PRI se consolida a la cabeza en 19 de los 32 estados de México.
De acuerdo al recuento, el PRI obtiene el 36,68 por ciento de los sufragios, seguido del oficialista Partido Acción Nacional (PAN) con 27,98 por ciento, y del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) con 12,20 por ciento.
Detrás se ubicaron el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), principal aliado del PRI, con 6,50 por ciento del voto; el Partido del Trabajo (3,56 por ciento), Nueva Alianza (3,41 por ciento), Convergencia (2,36 por ciento) y el Partido Socialdemócrata (PSD, 1,03 por ciento).
Primera dimisión en el PAN
Este resultado ha provocado la dimisión del presidente del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), Germán Martínez. "En política se debe asumir las consecuencias del desempeño propio. Siempre tuve claro que de no lograr esa meta, en la persona del presidente nacional recaerían las consecuencias", ha explicado Martínez en una rueda de prensa en la que no aceptó preguntas por parte de los medios.
El ex presidente ha lamentado que su gestión "no alcanzó el éxito esperado" y ha sostenido que tampoco fue posible convertir "de manera legítima y democrática" la aprobación que el presidente mexicano, Felipe Calderón, tiene entre los ciudadanos.