Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cúpula del PP valenciano dirigía la financiación ilegal según un informe de la Policía

Un informe de la Brigada Policial de Blanqueo, que acaban de revelar el diario El País y la Cadena Ser , afirma que el Partido Popular valenciano se ha financiado irregularmente en los últimos años, con dinero negro de las empresas de la trama 'Gürtel'. El Tribunal Superior de Justicia de Valencia se ha negado a investigar este informe aduciendo que no estaba directamente relacionado con la causa que investigaban.
Además, según el informe de 89 folios, fueron el actual vicepresidente de la Generalitat, Vicente Rambla, y el actual secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, los que ampararon y dirigieron esa financiación ilegal. Siempre, según la Policía, ambos negociaban con el cabecilla de la trama en Valencia, Álvaro Pérez, alias 'El Bigotes', los pagos por los servicios prestados al partido.
El vicesecretario general del PPCV, David Serra, "participaba eliminando determinados conceptos, preparando talones y fijando con 'el bigotes' las cifras totales de abono". La tesorera del PP de Valencia, Yolanda García, era quien libraba los fondos por indicación de Ricardo Costa "con conocimiento de estar emitiendo facturas por conceptos ficticios".
Las cinco empresas principales que presuntamente financiaban al PP son el Grupo Ortiz, Facsa, Lubasa, Piaf y Sedesa. Según la Unidad de Delitos Económicos y Financieros de la Policía, su papel en la trama 'Gürtel' es fundamental, ya que la investigación sostiene que el dinero de la caja B de Orange Market procedía de estas empresas y servía para sufragar una parte de los actos del PP en la Comunidad Valenciana.