Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP no apoyará las medidas de Zapatero por "injustas e improvisadas"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado en Lleida que su partido no apoyará las medidas para corregir el déficit público que prepara el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por "impuestas, injustas e improvisadas".

El líder popular no ha concretado si su grupo votará en contra o se abstendrá en el Congreso y ha destacado que este recorte se hubiera podido evitar solo "con no aprobar el PlanE", que tenía un presupuesto de 3.500 millones.
Precisamente este domingo el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, tiene previsto participar en Elche (Alicante) en un acto con alcaldes socialistas que tiene como objetivo poner en valor los logros del PlanE y los fondos de inversión locales.
Pajín defiende las medidas
La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha defendido que las medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno son "progresivas, temporales y coyunturales", y contemplan exigir un "esfuerzo adicional a quien tiene más", con iniciativas de las mismas características que la llamada 'Ley Beckham', que regula el régimen fiscal especial para extranjeros no residentes con el objeto de elevar su tributación.
Al respecto, Patín ha recalcado que esas decisiones serán adoptadas "midiendo los tiempos", en un momento en que España está bajo la mirada de Europa, y "en el que los tiempos y las formas son tremendamente importantes", ha subrayado.
Durante su intervención en el encuentro mantenido en Alicante con dirigentes del PSOE en la provincia, Leire Pajín ha defendido que las medidas adoptadas son "progresivas, y se van a aplicar de forma diferente a quien gana menos que a quien gana más". Además, ha adelantado que "son medidas coyunturales" y ha recalcado que los trabajadores deben saber que cuando "la cosa vuelva a ir bien, el Gobierno volverá a reconocer con hechos su trabajo".