Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PIB modera su caída en el tercer trimestre del año

España muestra los primeros síntomas de recuperación de la crisis económica, aunque aún queda camino por recorrer. La economía española se contrajo un 4 por ciento en tasa interanual en el tercer trimestre del año y un 0,3 por ciento en tasa intertrimestral, mejorando en ambos casos las previsiones realizadas por el Banco de España, que estimaba una caída interanual del 4,1 por ciento y un descenso intertrimestral del 0,4 por ciento.
El dato trimestral avanzado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra una desaceleración menos pronunciada de la economía española en comparación con el segundo trimestre del año, cuando el PIB se contrajo un 1,1 por ciento.
Mejora la contribución de la demanda nacional
Por su parte, la tasa interanual del PIB del tercer trimestre (-4 por ciento) mejora en dos décimas la registrada en el trimestre anterior (-4,2 por ciento), dato que el organismo estadístico atribuye a una contribución "menos negativa" de la demanda nacional y a la aportación positiva del sector exterior.
"De esta manera, la actividad global modera su contracción", afirma el INE, que recuerda que el próximo 18 de noviembre publicará los datos completos de la Contabilidad Nacional del tercer trimestre.
Con la caída del PIB en un 4 por ciento en el tercer trimestre, ya son cuatro los trimestres consecutivos en los que la economía española registra tasas interanuales negativas, tras los retrocesos del 1,2 por ciento, 3,2 por ciento y 4,2 por ciento experimentados en el cuarto trimestre de 2008, y primer y segundo trimestre de 2009, respectivamente.
Asimismo, esta contracción del 4 por ciento contrasta con el avance del 0,5 por ciento que registró el PIB español en el tercer trimestre del año pasado.
Cinco trimestres en negativo

Por su parte, la variación intertrimestral de la economía española se situó en el -0,3 por ciento en el tercer trimestre, atemperando en ocho décimas el descenso experimentado en el segundo trimestre (-1,1 por ciento).
Con éste, ya son cinco los trimestres consecutivos en los que se contrae el PIB español, que oficialmente entró en recesión (dos trimestres de crecimiento negativo) a finales del año pasado.