Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Otegi cierra el juicio con un rechazo al uso de la violencia

Eguiguren asegura que "media España" sabía que se iba a producir una declaraciónCuatro/CNN+
Concluye el juicio contra Otegi y otros dos líderes de la izquierda abertzale con un alegato al uso de las "vías pacíficas". El ex portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi ha expresado públicamente en la Audiencia Nacional la apuesta de la izquierda abertzale "por vías pacíficas" y su rechazo al uso de la violencia "para imponer un proyecto político".
Otegi se ha pronunciado así en el turno de última palabra del juicio por su intervención en el velódromo de Anoeta el 14 de noviembre de 2004, en el que la Fiscalía ha pedido para él y los otros dos acusados (Joseba Permach y Joseba Álvarez) dieciocho meses de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo.
"Quiero volver a reseñar con carácter absolutamente claro, nítido, prístino, que nosotros hemos hecho una apuesta por las vías pacíficas y democráticas, que nosotros rechazamos el uso de la violencia para imponer un proyecto político, que nosotros abogamos por un proceso de soluciones democráticas", ha dicho el dirigente abertzale.
La intervención final de Otegi ha eclipsado la declaración como testigo de su defensa del presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, cuya comparecencia debía servir para aclarar si, como sostenían los acusados, el acto de Anoeta y la propuesta política que allí presentó Batasuna habían sido acordados previamente con el Partido Socialista.
Eguiguren conocía el acto pero no su contenido
El presidente del PSE, Jesús Eguiguren, ha asegurado que no conocía con anterioridad el contenido del mitin 'abertzale', pero que sí sabía que se iba a celebrar, al igual que, ha asegurado, lo sabía "media España".
Eguiguren ha aceptado que conoce a los acusados del ámbito parlamentario, aunque ha reconocido que mantuvo reuniones fuera del mismo "básicamente" con Otegi, con el que le une una "amistad normal que surge de conocerse".
El presidente del tribunal, Fernando García Nicolás, ha impedido que la letrada Jone Goirizelaia preguntara a Eguiguren sobre su afinidad con los postulados de la izquierda abertzale y ha cortado el testimonio del presidente del PSE en más de tres ocasiones.
"Un vasco que ama a su tierra por encima de todo"
"Soy un vasco que ama a su tierra por encima de todo. Llevo 30 años en el partido socialista"?, ha dicho Eguiguren, que saludó Otegi antes de sentarse en el lugar asignado para realizar su declaración.
Dentro de la Sala se encontraba su esposa Rafaela Romero, que es presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa y el secretario de Organización del PSE en Guipúzcoa, José Carlos Morales.
"Cuando nos maten, no lloréis"
Al termino de la declaración de su marido, Romero se ha levantado y se ha acercado hasta el lugar donde se encontraba la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Angeles Pedraza, y le ha dicho al oído: "El día que nos maten no lloréis". Pedraza ha respondido rápidamente: "A nosotros ya nos han matado".