Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Otegi alega ante Garzón que no pertenecía a ETA cuando mató a dos ertzainas

El etarra Mikel Otegi ha alegado ante el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que no pertenecía a la organización terrorista ETA cuando el 10 de diciembre de 1995 asesinó a los ertzainas Iñaki Mendiluze y José Luis González en Itsasondo (Guipúzcoa).
Otegi, que compareció durante unos 20 minutos ante Garzón, declaró en castellano y se remitió a la declaración que realizó durante el juicio que la Audiencia Provincial de Guipúzcoa celebró en 1997, en el que su defensa alegó que cometió los asesinatos en un estado de enajenación mental.
La fiscal Blanca Rodríguez defendió, por su parte, que los hechos investigados constituyen dos asesinatos de carácter terrorista en concurso ideal con un delito de atentado porque el acusado pertenecía al entorno de la banda y, de hecho, se integró en su estructura poco después.
Absuelto por un jurado popular
El procedimiento iniciado por Garzón, que comunicó al etarra su procesamiento y ratificó su ingreso en prisión, da cumplimiento a las sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) y el Constitucional, que ordenaron repetir el juicio celebrado por la Audiencia Provincial, en el que un jurado popular absolvió al procesado.
El procesado fue entregado por las autoridades francesas. La Audiencia Nacional es competente en esta causa después de que en junio de 2005 la Audiencia Provincial de Guipúzcoa decidiera inhibirse en su favor por ser la competente para perseguir los delitos "cometidos por personas integradas en bandas armadas o relacionadas con elementos terroristas o rebeldes".
Condenado en Francia
Mikel Otegi, que ha sido condenado en Francia por asociación de malhechores, fue detenido el 22 de febrero de 2003 en la localidad de Irulegi, en el País Vasco francés. En el momento de su arresto viajaba acompañado por la presunta etarra Aloña Muñoa en un automóvil, al parecer robado, y portaba armas. Los dos figuraban en la lista de terroristas más buscados de la Unión Europea.
Según la Fiscalía, Otegi asesinó el 10 de diciembre de 1995 a los dos ertzainas disparándoles por la espalda con una escopeta cuando se encontraba cerca de su casa en Itsasondo (Guipúzcoa). Simpatizante de la izquierda 'abertzale', con esta acción pretendía evitar que le detuvieran, ya que ese mismo día había mantenido un altercado con otro ertzaina en un bar de su localidad.
En realidad, la pareja de policías vascos compuesta por Iñaki Mendiluze, de 26 años, y José Luis González, de 34, no estaba cerca de la casa del etarra porque fueran en su busca, sino porque estaban realizando una patrulla rutinaria.