Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ordóñez asegura que la intervención en CCM era necesaria para evitar un contagio del sistema

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha explicado, en su comparecencia en el Congreso, que la intervención de Caja Castilla La Mancha era necesaria para impedir que el problema se agravase y acabara contagiando a otras entidades.
Ha afirmado que el balance de la Caja en 2008 arrojará pérdidas y no beneficios como reflejaba las cuentas presentadas por los anteriores gestores.
Además, Ordóñez ha asegurado que la entidad que preside tenía calificada a Caja Castilla La mancha como entidad de seguimiento especial y que hace ya 6 años le recomendaron revisar su política de concesión de créditos a constructoras.
Decisiones anticrisis
Ordóñez ha hecho hincapié en que la entidad no tiene un agujero patrimonial, pero presenta problemas de liquidez, por lo que requería una serie de decisiones "con disciplina", y ha subrayado que la actuación del Banco de España ha estado "impregnada" de las lecciones de anteriores crisis.
El Partido Popular ha sido muy duro con el gobernador del banco de España, a quien ha pedido que reconozca que se ha equivocado y la ha acusado de promover la fusión de la Caja con unas cuentas falseadas.