Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orange is the new black para Armani Privé

En Armani Privé han cambiado las tornas y donde antes primaba el negro ahora lo hace el naranja. Orange is the new black, como si se tratara del título de la exitosa serie de televisión de la que parece tomar la inspiración con chaquetas que recuerdan a las camisas de fuerza y monos como los de las presas, prendas que han lucido las modelos españolas Blanca Padilla y Paula Willems, la novia de Quim Gutiérrez.
El naranja se hizo notar desde el primer momento, cuando la primera modelo apareció en la pasarela con un top estampado en el que estaba presente el negro y de forma gradual el naranja fue tomando la colección en vestidos de seda, otros con lentejuelas... y obviando el gris y el topo que tanto les caracteriza.
¿Por qué naranja? "Porque es un color optimista. Porque es un color que se adapta a las rubias y a las morenas. Porque va más allá de mi paleta de colores habitual de la firma Armani. Ésta es la nueva generación de Armani", explicaban desde la firma.
Pero no todo es naranja, también hay negro, que se apoderan de vestidos que parecen creados para la alfombra roja, como el de estilo columna asimétrico con pliegues diagonales que vimos sobre la pasarela con color más favorecedor que el naranja para Nicole Kidman, una de sus musas que no quiso perderse el desfile. "Pero no puedo diseñar toda una colección de alta costura para la alfombra roja. Yo diseño de alta costura para mis clientes", contó el modisto, que busca un nuevo público al que dirigirse.