Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo: 11 de marzo

"Siguen importando menos los muertos y heridos que los arañazos políticos, que aún hoy se prodigan"
"11M, cinco años después. Maite Pagaza Urtundua, presidenta de la asociación de víctimas del terrorismo, se había trazado un objetivo: convertir este quinto aniversario en la jornada de la gran reconciliación. Desde hace muchos meses trabajaba para lograr que partidos políticos y medios de comunicación aparcaran las diferencias, olvidaran reproches y brindaran a toda la sociedad un ejemplo de concordia en nombre de las victimas. Se trataba, en definitiva, de devolver al 11M lo que el 14M le arrebató y regresar al sentimiento de unidad en el dolor y de solidaridad con los muertos y heridos en los atentados que aquel jueves dramático compartió toda España. Una España compacta como nunca la habíamos conocido antes y nunca ya hemos conocido después y que comenzó a resquebrajarse hasta hacerse pedazos en cuanto alguien se dio cuenta de que tres días más tarde había elecciones.
Maite Pagaza soñaba con que hoy, cinco años después, la tragedia del 11M pudiera no sólo recordarse sin discordias sino que pudiera convertirse, y ya para siempre, en un punto de encuentro emocional y racional de todos los españoles, de todos los partidos, todos los medios, todas las asociaciones de víctimas, todos...
El sueño de Maite no se ha cumplido. Siguen importando menos los muertos y heridos que los arañazos políticos, que aún hoy se prodigan. Las sospechas y acusaciones insidiosas han vuelto a intoxicar la atmósfera y las distancias no se han acortado. Al contrario, los socialistas madrileños han tomado la lamentable decisión de no asistir esta mañana a los actos conmemorativos del 11M organizados por la comunidad. Querían expresar así su rechazo a Esperanza Aguirre por el cerrojazo a la comisión de los espías. Una forma absurda, casi ridícula de coger el rábano por las hojas, de confundir categorías, de no entender nada. Ya ven, Maite Pagaza tendrá que esperar hasta que la gente con responsabilidad política mediática deje de comportarse de forma irresponsable"