Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo: 18 de junio

"Basta de frivolidades, por favor. Si se va a cerrar Garoña y si se va a explicar su cierre, aprovechemos para hablar claro de la energía nuclear"
"Basta de frivolidades, por favor. Si se va a cerrar Garoña y si se va a explicar su cierre, aprovechemos para hablar claro de la energía nuclear. Estamos cansados de ser intoxicados y, por tanto, de intoxicar con datos parciales y sesgados. Puesto que nos va en ello el futuro, tenemos derecho a que unos y otros expongan, blanco sobre negro, de una vez por todas, razones e incertidumbres, dudas y alternativas. Esto no se resuelve como se viene haciendo, filtrando a los medios, desde posiciones interesadas, cuatro tópicos, dos ideas generales y media docena de descalificaciones. Exigimos claridad. No nos basta la simpleza de que las renovables son limpias, o caras o inviables. O que la energía nuclear es limpia, o peligrosa. Reclamamos datos rigurosos. Demandamos a los verdes que nos digan cómo podemos salir adelante sin lo nuclear, fantasías aparte. Con plazos y detalles. Y exigimos a los nucleares información precisa sobre seguridad, peligrosidad del almacenamiento radiactivo, coste del mismo, coste del uranio, cantidad de agua necesaria... Las posiciones ideológicas, muy legitimas, aparecerán después, a la hora de las decisiones. Pero en el periodo del diagnóstico hace falta exactitud. Mal está que nuestra vida pública haya marginado los hechos ciertos en favor de las primeras impresiones, o dicte las sentencias antes de los juicios. Ya es bastante desgracia que nuestra sociedad tenga opinión de todo sin tener certeza de nada. Pero esta decisión es crucial, y, aunque nos pille desentrenados, debamos afrontarla con seriedad máxima. Está en juego nuestro presente y el futuro de muchas generaciones."