Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo: 2 de julio

"El día que llegaba la primera buena noticia económica, el propio Gobierno la ha sepultado con el relevo en el CNI y con el anticipo de planes sobre Garoña"
"El Gobierno ha jugado contra sí mismo. El día que llegaba la primera buena noticia económica, el propio Gobierno la ha sepultado con el relevo en el CNI y con el anticipo de planes sobre Garoña. Hace unos meses le ocurrió algo parecido, cuando Zapatero se reunió con Obama, y tenía por fin la foto que tanto anhelaba, se filtró el cambio de gabinete que había de producirse al día siguiente. Seguramente se han cruzado los hilos, que ya sabemos enreda el diablo, pero gestionar la información de forma adecuada es una parte, y nada menor, del arte de gobernar. Si Rajoy hubiera estado listo, esta mañana hubiera sido la más indicada para quitarse de encima a Bárcenas aprovechando la aglomeración noticiosa. Dicho lo cual, añadamos: la salida de Saiz del CNI era inevitable. No podía continuar. Bajo su mando, las operaciones se desarrollaron con éxito, pero su política de personal estaba siendo muy contestada. Para decirlo suavemente: Saiz tenía más que revuelto a su equipo de inteligencia. Por lo que se refiere a Garoña, el año de cierre se desplaza al 2013. Ni 2009 ni 2019. Solución salomónica e insatisfactoria para todos. Pero insistimos: Garoñas aparte, necesitamos un gran debate sobre nuestro futuro energético. No podemos aceptar que, agarrados a Garoña, se impongan los que aseguran que "toda España" menos zapatero acepta la energía nuclear como solución barata y limpia de futuro. No es así. Los que durante décadas defendimos la idea de "nucleares, no, gracias", estamos dispuestos a revisar dicha postura si se nos dan buenas razones. Pero, por el momento, sólo escuchamos argumentos de coyuntura y claramente interesados. Siguen sin aclararnos muchísimas cosas. Por ejemplo, algo tan determinante como el asunto de los residuos, plutonio activo durante siglos, amenaza para generaciones, y el control de riesgos, entre otras cosas. Debate sí, es necesario. Lo inaceptable es que nos lleven a lo nuclear a empujones, que es lo que se esta pretendiendo."