Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras la venta de Opel, UGT exige una reforma en el plan industrial de Magna

OpelReuters
El secretario general del Metal de la Unión General de Trabajadores (UGT)-Aragón, Luis Tejedor, ha advertido que General Motors (GM) "va a tener problemas" con la planta de su filial europea Opel en Figueruelas si Magna no modifica en plan industrial.
Así se ha pronunciado Tejedor después de que el consejo de administración del grupo automovilístico estadounidense GM haya aceptado la venta de una participación mayoritaria del 55 por ciento en su filial alemana Opel al fabricante canadiense de componentes para vehículos Magna.
A través de este acuerdo los trabajadores mantendrían un 10 por ciento del capital y General Motors el 35 por ciento restante, según ha informado la compañía. Y es que el plan de Magna contempla la eliminación de unos 10.000 empleos en Europa, de los que 1.700 despidos corresponderían a la planta de Figueruelas.
Los sindicatos critican
Al respecto, el secretario general de la Sección Sindical de este sindicato en Opel España, Pedro Bona, ha advertido de que el plan industrial de Magna "supondría incluso más despidos de los 1.700 de los que se ha hablado".
Tejedor ha recordado que en la nueva composición de Opel el 10 por ciento de las acciones corresponden a los trabajadores y por eso el comité debe aprobar el acuerdo y sólo negociarán "si se cambia el plan industrial". "No podemos permitir un trato discriminatorio", donde "se han priorizado intereses políticos para que se mantengan unas plantas en perjuicio de otras".
Los concesionarios Opel satisfechos
Sin embargo, los concesionarios Opel en España, agrupados en la Asociación Nacional de Concesionarios Opel (Ancopel), han valorado "positivamente" este anuncio.
Ancopel ha señalado que la propuesta de Magna, "además de tener un plan de negocio más completo, permitirá que se puedan vender más coches de la marca Opel". Y es que éste podrá empezar a competir en igualdad de condiciones con otras marcas de GM y estará en disposición de entrar en importantes mercados naturales.