Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ofensiva de la ONU contra las armas nucleares

A vueltas con las armas nuclearesReuters
El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado por unanimidad una resolución propuesta por EEUU y que tiene como objeto atajar la proliferación y las pruebas atómicas, para lograr un mundo sin armas nucleares.
El presidente de EEUU, Barack Obama, que preside la reunión, ha afirmado que la amenaza nuclear ha aumentado su complejidad y por lo tanto son necesarios "nuevas estrategias y nuevas actitudes".
La resolución 1887 insta a los países firmantes del Tratado de No Proliferación (TNP) a respetar sus obligaciones y apremia a quienes no lo han suscrito a hacerlo. El documento, que expresa la grave preocupación del Consejo sobre la amenaza de la proliferación nuclear, también insta a todos los países a negociar una reducción del armamento nuclear.
El movimiento se demuestra andando
"Debemos demostrar que el Derecho Internacional no es una promesa vacía y que el mundo responderá a las amenazas", ha sostenido Obama, que ha hecho de la lucha contra la proliferación uno de los ejes de su política exterior y ha lanzado una propuesta para en el futuro conseguir un mundo sin armas nucleares.
Según ha recordado, Washington se encuentra en negociaciones para suscribir con Rusia un nuevo tratado de reducción de cabezas nucleares y busca la ratificación del Tratado de Prohibición Total de ensayos nucleares, que han firmado 148 países pero que sólo entrará en vigor si lo suscriben EEUU, China, India, Indonesia, Pakistán, Israel, Egipto y Corea del Norte.
"No albergamos ilusiones sobre la dificultad de conseguir un mundo sin armas nucleares"", sostuvo Obama, quien ha indicado que pese a todo "el mundo entiende que no hay diferencia o división que merezca destruir todo lo que hemos construido y todo lo que amamos".
Durante su comparecencia, Zapatero, que no ha dedicado demasiado tiempo al asunto, sí ha querido remarcar "el coraje" de Obama al poner "sobre la mesa la abolición de las armas nucleares".
Ofensiva contra Irán
Mientras, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU sanciones más fuertes contra Irán, si ese país no clarifica con rapidez las intenciones de su programa nuclear. "Esperamos una respuesta para el primero de octubre. Desde hace siete años Irán nos da largas" ha afirmado con contundencia el líder galo.
En este sentido se ha pronunciado también el primer ministro británico, Gordon Brown, quien ha apostado por "sanciones mucho más duras" contra Irán si continúa con su programa nuclear. "Mientras aumentan las pruebas de su violación de los acuerdos internacionales, debemos considerar ahora sanciones mucho más duras juntos", ha señalado Brown.