Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Objetivo, reformar la OTAN

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha pedido una nueva estructura para la OTAN "que sea tan exitosa en acometer los desafíos de este siglo como lo fue la antigua durante la Guerra Fría". Con él coincide la canciller alemana, Angela Merkel, co-anfitriona de la cumbre de la OTAN, quien apoya su posición dado que la nueva estrategia "coincide con lo que nosotros queremos".
En esta reforma de la Alianza Atlántica debería tener un papel fundamental, según Obama, una Europa "fuerte" que disponga de "capacidades de defensa reforzadas" que le permitan actuar con eficacia junto a EEUU en el escenario internacional.
"No pretendemos ser los patronos de Europa, sino sus socios. Cuanto más capaces sean los europeos en defensa, mejor podremos actuar de concierto frente a los desafíos comunes" ha afirmado Obama. El presidente estadounidense ha querido dejar claro que Al Qaeda también representa un importante peligro para Europa, de hecho ha afirmado que es "más probable" que la organización terrorista sea "capaz" de llevar a cabo "atentados más graves" en territorio europeo que en Estados Unidos.
Nueva era, nuevo presidente
Durante esta primera jornada de la cumbre debería elegirse el nuevo secretario general de la Alianza Atlántica y sucesor de Jaap de Hoop Scheffer, sin embargo la oposición frontal de Turquía al principal candidato podría dificultar su elección.
La jefa del Gobierno alemán ha destacado que, al igual que otros muchos dirigentes de la OTAN, desea que el primer ministro danés, Andres Fogh Rasmussen, sea el nuevo secretario general de la Alianza. Sin embargo, la elección de Rasmussen debe ser decidida por consenso.