Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Objetivo en Haití: evitar las epidemias

Disturbuios y saqueos en HaitíCuatro/CNN+
Se cumple una semana del terremoto que ha convertido Haití en un país fantasma. La situación empeora día a día pese a la ayuda humanitaria y de cooperación en las labores de rescate. Cadáveres hacinados en las calles, excrementos de los supervivientes extendidos en plazas y calles, donde hacen su vida cotidiana tras perder muchos de ellos sus viviendas, y la falta de agua hacen más que probable la propagación de enfermedades como el cólera. En un momento, en el que los pocos hospitales de la zona están colapsados.
La falta de combustible dificulta el reparto de agua entre la población que ante la falta de alimentos y ante el descontrol huyen de la capital haitiana, Puerto Príncipe. Miles de personas hacen cola en las embajadas en busca de un visado para salir del país.
Este pasado domingo, UNICEF informó de la llegada de un avión cargado con suministros de emergencia, que centran su trabajo, precisamente en esto, en que los afectados tengan agua limpia y saneamiento, esenciales para evitar brotes de enfermedades como el cólera o la disentería.
El cargamento de UNICEF recién llegado a Haití está conformado por sales de rehidratación oral, tabletas potabilizadoras de agua y jarras de plástico, además de agua potable. En el vuelo también viajaron dos expertos en agua y saneamiento.
Ya actúan los marines
Más de 2.000 marines estadounidenses intentan controlar las calles, asoladas por los saqueadores que se llevan lo poco que encuentran entre los cascotes. Los soldados estadounidenses protegieron el lunes la entrega de agua y alimentos, mientras los saqueos se extendían por la ciudad y decenas de miles de haitianos esperaban desesperados comida y atención médica.
Los marines, recién llegados a Haití, se afanan en reparar el puerto para organizar mejor el reparto de la ayuda, a la espera de un buque español con 200 soldados, que partirá hacia Haití en 5 días.
Acogida de niños huérfanos
EEUU acogerá temporalmente a niños haitianos huérfanos para que puedan recibir asistencia tras el terremoto que la semana pasada asoló el empobrecido país caribeño, según anunció este lunes la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.
"Estamos comprometidos para hacer todo lo que podamos y reunir a las familias en Haití durante este complicado momento", indicó Napolitano en un comunicado. No obstante, y pese a que Washington pretende favorecer esta reunificación familiar, se autorizarán "permisos humanitarios para los huérfanos que sean aptos para la adopción en EEUU", donde podrán "recibir el cuidado que necesitan", añadió.