Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama ve "señales de progreso" ante la crisis económica

El presidente de EEUU, Barack Obama, se muestra optimista ante la crisis económica debido a las últimas iniciativas lanzadas por su Gobierno.
En su segunda comparecencia televisada, Obama ha enviado un mensaje positivo a su país al asegurar que "nos recuperaremos de esta recesión" aunque ha advertido que esta mejoría "llevará tiempo".
"Señales de progreso"
El mandatario norteamericano ha alegado que su administración mantiene una "estrategia coherente diseñada para atajar esta crisis desde todos los frentes". "Es una fórmula para crear empleo, ayudar a los propietarios responsables, reactivar el préstamo, y hacer crecer nuestra economía a largo plazo", agregó.
Tras pedir "paciencia" a la sociedad, Obama ha subrayado que ya se ven "señales de progreso" tras las últimas iniciativas en materia económica, iniciadas incluso con la anterior administración y reforzadas por el plan de estímulo de 787.000 millones y el presupuesto récord de 3,55 billones para el próximo año fiscal.
La polémica de AIG
Sin embargo, cualquier hipotético avance ha quedado eclipsado estas semanas por las primas de 165 millones de dólares pagadas a directivos de la aseguradora AIG, ya que ni el propio Obama entiende cómo una empresa ayudada por el Estado para evitar su quiebra puede realizar estos desembolsos millonarios.
El presidente ha condenado de nuevo esta práctica y entendió la "indignación" generalizada, si bien dijo que las "recompensas desorbitadas" en Wall Street forman ya parte del pasado.
Ayuda a los bancos
Además, el presidente norteamericano ha defendido las bondades del plan del Departamento del Tesoro mediante el cual el Gobierno desembolsará un billón de dólares con el objetivo de depurar los activos tóxicos de las entidades financieras y que, de esta forma, comiencen a prestar dinero.
Obama afirmó que el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, ha demostrado con esta propuesta que es posible estabilizar el sistema bancario.