Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama espera que las relaciones entre israelíes y palestinos se reanuden antes de septiembre

Obama sostiene que se han producido "verdaderos progresos" en la franja de GazaCNN+/Cuatro
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha manifestado este martes en el Despacho Oval de la Casa Blanca, donde se ha reunido con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, su esperanza de que israelíes y palestinos reanuden las conversaciones de paz directas antes de que finalice, el próximo septiembre, la moratoria a la construcción en los asentamientos judíos de Cisjordania.
"Esperamos que las conversaciones de aproximación lleven a unas conversaciones directas", ha dicho Obama en una rueda de prensa conjunta con Netanyahu en la que han tratado de mostrar que las relaciones entre Estados Unidos e Israel siguen siendo buenaspese a la disputa que hubo el pasado marzo por el anuncio de un proyecto de construcción de 1.600 nuevas viviendas en una colonia judía de Jerusalén Este mientras estaba de visita en la región el vicepresidente norteamericano, Joe Biden.
Las relaciones entre Washington y Tel Aviv han mejorado desde entonces. El presidente estadounidense ha suavizado el tono y el jefe del Gobierno israelí ha tenido gestos conciliadores, como el alivio del bloqueo de la Franja de Gaza.
Diálogo directo pero mediado por EEUU
Obama ha afirmado que espera que las negociaciones directas comiencen "mucho antes" de que termine la moratoria de diez meses que Israel está aplicando en Cisjordania. Netanyahu ha pedido al presidente palestino, Mahmud Abbas, que se reúna con él y convierta el diálogo indirecto -mediado por Estados Unidos- en directo.
El primer ministro israelí ha considerado que "ya es hora" de hablar cara a cara. Obama ha expresado su deseo de que las medidas que están aplicando ambas partes para crear un ambiente de confianza contribuyan a allanar el camino hacia las negociaciones. Sin embargo, los dirigentes palestinos creen que el diálogo indirecto no ha progresado lo suficiente como para justificar la reanudación de las conversaciones directas, que se suspendieron a finales de 2008.