Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama invita a los Reyes a la Casa Blanca

Barack Obama con ZapateroReuters
Según les ha adelantado Noticias Cuatro y CNN+, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha invitado a los Reyes de España a visitar la Casa Blanca los días 17 y 18 de febrero, una invitación que se enmarca en las buenas relaciones entre ambos países.
El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, viajará a Washington a principios de febrero invitado por la Casa Blanca para participar en el tradicional desayuno de oración, que se organiza cada año en la capital del país. Acto al que asistirá, como cada año, Barack Obama.
El multitudinario evento, al que asisten numerosos líderes políticos y empresariales e invitados extranjeros, se celebra en un hotel de Washington el primer jueves de febrero (este año será el día 4) y cuenta desde hace décadas con la asistencia del presidente del país.
Será el segundo viaje de Zapatero a Washington, después de que el pasado 13 de octubre mantuviera un encuentro en la Casa Blanca con Obama. Por su parte, está previsto que el presidente estadounidense viaje a Madrid con motivo de la cumbre Unión Europea-Estados Unidos que se celebrará a finales de mayo. No se descarta que aproveche su visita para realizar una visita oficial a nuestro país.
Un desayuno que dura una semana
El Desayuno Nacional de Oración es un evento que organiza todos los años el Congreso estadounidense desde 1953 y que, aunque empezó siendo sólo un desayuno, en la actualidad cubre toda una semana en la que se organizan todo tipo de encuentros con unos 3.500 invitados de un centenar de países.
Algunos de estos invitados ofrecen además discursos y los congresistas aprovechan para mantener encuentros con ellos a título personal.
El propio Zapatero ha afirmado que se trata de "un acto que tiene una relevancia significativa y muy singular" pero no ha querido dar más detalles, remitiendo a los "anfitriones".