Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama culmina su visita a China: Mucho ruido y pocas nueces

Obama en la Gran MurallaReuters
El presidente de EEUU, Barack Obama, ha culminado con una reunión con el primer ministro, Wen Jiabao, y una visita a la Gran Muralla un viaje de Estado a China en el que ha buscado establecer una relación estratégica con la gran potencia emergente.
En un comunicado al final de la visita, la Casa Blanca asegura que el viaje "ha demostrado la profundidad y la amplitud de los desafíos donde la cooperación de EEUU y China es crítica. Sus conversaciones con el presidente Hu han fortalecido las posibilidades para una futura cooperación".
El presidente estadounidense, indicó la Casa Blanca, ha invitado al presidente chino, Hu Jintao, a visitar Washington el año próximo, algo que éste ha aceptado. Obama concluyó su visita a Pekín con un recorrido por la Gran Muralla y una reunión con el primer ministro, Wen Jiabao, en la que abordó asuntos como la economía y el programa nuclear de Corea del Norte.
Irán, cambio climático y etc
Obama ya se había reunido el martes con Hu con quien abordó una amplia gama de asuntos, desde el cambio climático a los programas nucleares de Corea del Norte e Irán, desde la economía a los derechos humanos.
Ambos alabaron el buen estado de la relación pero parecieron registrar escasos avances concretos. En algunos aspectos, como el comercio (donde Hu advirtió a EEUU contra el "proteccionismo en todas sus formas") o los derechos humanos, donde un comunicado conjunto admitió "disensiones", las diferencias fueron manifiestas.
Sin embargo, la Casa Blanca considera que ha cumplido el objetivo de su viaje. Se han dado ciertos avances, aunque algo abstractos. En una declaración conjunta, ambos países se comprometen a aumentar su colaboración en asuntos como las energías limpias o el cambio climático. También expresan su compromiso en colaborar en cuestiones económicas o acerca del programa nuclear iraní.
Derechos humanos
La actitud de Obama en su visita varió mucho de la de su predecesor, George W. Bush, que siempre reclamó con contundencia a China el respeto de los derechos humanos. El actual mandatario ha optado por una actitud más discreta (si bien recordó a Hu la necesidad de garantizar "derechos universales" a todos), que espera que le rinda mejores resultados a largo plazo.
En su visita, Obama ha optado por una actitud de deferencia hacia las autoridades chinas y ha subrayado en todo momento la "magnificencia" de este país.