Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama asume la responsabilidad de su fracaso en las elecciones

En su primera comparecencia pública tras la publicación de los resultados el presidente de Estados Unidos, Barak Obama , ha reconocido que la victoria republicana es el resultado de la frustración de los ciudadanos de EE.UU por la lentitud que está llevando la implantación de sus reformas.
"La votación confirma que la gente está frustrada con el ritmo de la recuperación económica, y asumo la responsabilidad por ello", ha indicado el presidente, quien ha eludido achacar el fracaso de los comicios a su arriesgado programa de reformas, y ha asegurado que la principal preocupación de los ciudadanos es la recuperación económica.
"Gané en 2008", ha recordado el presidente, "porque creo que la gente estaba segura de que cambiaríamos rápidamente la forma en la que se hacen las cosas en Washington. Ahora la gente cree que nada ha cambiado. Asumo la responsabilidad de no haber avanzado lo suficiente en estos frentes". También ha advertido de que los republicanos tendrán problemas si desean rebatir sus reformas puestas en marcha desde la llegada a la Casa Blanca en 2008.
El presidente ha añadido que ya se ha puesto en contacto con el futuro presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y el nuevo líder de la mayoría republicana en la Cámara, Eric Cantor, para emprender una ronda de conversaciones, en las que Obama trasladará a la nueva cámara el mensaje de que el "desafío más importante al que se enfrenta el país no es una carrera entre partidos, sino entre América y el resto del mundo", una cuestión para la que no existen "soluciones fáciles o lemas de pegatinas".
Boehner quiere una "política correcta"
El líder de los republicanos en la Cámara de Representados de Estados Unidos, John Boehner, se ha mostrado a favor de ampliar las rebajas tributarias aprobadas por el ex presidente George W. Bush a todos los contribuyentes, ya que, en su opinión, esa es la "política correcta".
Boehner también ha asegurado, un día después de que su formación política se hiciera con el control del Congreso, que una las prioridades en la agenda de la institución de cara al próximo año es llevar a cabo un recorte del gasto del Gobierno federal del país. También ha insistió en que está "bastante claro" que los ciudadanos americanos quieren que los políticos hagan algo para recortar el gasto y ayudar a crear un entorno económico donde vuelva a crearse empleo.
Boehner ha rehusado de dar más detalles sobre los recortes del gasto que pretende poner en marcha y al ser preguntado por la primera medida que aprobaría en este sentido, el representante republicano de Ohio se limitó a decir que el partido tomará "muchas decisiones en los próximos meses".