Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama admite que sigue habiendo diferencias entre las principales economías sobre el clima

Cumbre del G-8 en ItaliaReuters
El presidente de EEUU, Barack Obama, ha admitido este jueves que "el progreso no será fácil" y que persisten las diferencias entre las principales economías acerca de las medidas a aplicar contra el cambio climático.
Obama ha presidido en la cumbre del G-8 una reunión del Foro de las Principales Economías, en la que los países desarrollados y los denominados emergentes acordaron reducir el calentamiento global medio dos grados centígrados, pero no fijaron porcentajes a recortar de emisiones de gases contaminantes.
Segunda jornada en el L'Aquila
La cumbre del G-8 celebra este jueves su segunda jornada en la L'Aquila con una primera reunión en la que temas globales como la política de desarrollo para después abrir las puertas a los países emergentes del llamado Grupo de los Cinco. A la sesiones del Grupo de los Ocho formado por EEUU, Japón, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, Canadá y Rusia, se unirán Brasil, China, la India, México y Suráfrica, además de Egipto para tratar fuentes futuras del crecimiento de la economía mundial.
Sin embargo, el principal objetivo de esta jornada es compartir los acuerdos alcanzados anoche por los jefes de Estado y de Gobierno de los países más ricos y poderosos del mundo, en particular los documentos aprobados sobre economía y cambio climático. Por eso, el Grupo de los Ocho, quiere buscar apoyo de los países emergentes. Esta tarde abordarán el tema de la seguridad alimentaria y el comercio global, en el que participará también España con la presencia del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.
Ban Ki Moon insatisfecho con los acuerdos climáticos
El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se ha mostrado insatisfecho con los acuerdos climáticos alcanzados en la primera jornada de la cumbre de L'Aquila por los países del G8.
El surcoreano ha dicho a los periodistas, al llegar a la cumbre, que los objetivos de reducción de emisiones autoimpuestos por el G.8 no son "suficientes", en referencia a la decisión de los países más industrializados de reducir en un 80 por ciento las emisiones de C02 para 2050.
Según el secretario general de la ONU, se trata de "un imperativo moral y político" luchar contra el cambio climático, ya que se está viviendo una "responsabilidad histórica" respecto al medio ambiente, la humanidad y el planeta tierra.
Las esposas, de paseo
Las esposas de los jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la cumbre del G-8 han visitado el centro histórico de L'Aquila, una de las zonas de la capital de Los Abruzos más devastadas por el terremoto del pasado 6 de abril, deteniéndose ante los monumentos y palacios dañados por el seísmo.
En la visita han participado doce primeras damas, entre ellas, además de Michelle Obama, las esposas de los presidentes de México (Margarita Zavala) y Sudáfrica (Nompumelelo Ntuli Zuma), y de los primeros ministros del Reino Unido (Sarah McCaulay), Japón (Chikako Aso) y Suecia (Filippa Reinfeldt). A la cita ha faltado la esposa del presidente francés, Nicolás Sarkozy, la italiana Carla Bruni, que llegará esta tarde a L'Aquila y visitará sola la zona del terremoto.