Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama y Sarkozy trabajarán para hacer frente a los conflictos internacionales

Obama y SarkozyReuters
Barack Obama ha hablado de la alianza entre Estados Unidos y Francia con el presidente francés, Nicolas Sarkozy. Para el presidente estadounidense es importante la Alianza Atlántica para garantizar la seguridad en Europa. Ambos mandatarios han coincidido en que hay que actuar con mano dura contra Irán para frenar la carrera nuclear en Oriente Próximo. No pueden imponer una solución final, una paz en Oriente Próximo, pero pueden ser aliados con Israel y obligar a los palestinos a asumir sus responsabilidades. Los estados árabes deben ser parte de la solución al conflicto. Obama ha insistido en la "necesidad de avanzar mas allá de la situación actual" que según ha dicho, está "en punto muerto".
El presidente de EEUU también ha recordado la tragedia del Airbus desaparecido y ha querido transmitir su condolencia a los familiares de las victimas y a Sarkozy. Obama ha dicho que EEUU colaborará todo lo posible en la investigación del accidente.
El presidente norteamericano,y su esposa, Michelle, han sido aclamados por las cerca de 600 personas agolpadas frente a la Prefectura de Caen (Normandía) a donde llegaban en una limusina poco después de las 12.00 horas de este sábado para participar en la conmemoración del 65 Aniversario del Desembarco de Normandía.
Obama y su esposa, que se han acercado a saludar a la multitud que coreaba el nombre del presidente americano, han sido recibidos por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la primera dama, Carla Bruni. Los cuatro han entrado a continuación en el patio de honor de la Prefectura (delegación del Gobierno) donde han escuhcado los respectivos himnos nacionales y han pasado revista a las tropas. Tras saludar a diferentes personalidades y posar ante las cámaras, los invitados y sus anfitriones han entrado en el edificio de la Prefectura donde Obama y Sarkozy han mantenido una breve reunión de trabajo. A continuación todos se han desplazado en helicóptero al cementerio norteamericano de Colleville sur Mer, cerca de Caen, donde Obama ha pronunciado un discurso ante antiguos combatientes.
El recuerdo del desembarco militar aliado en Normandía el 6 de junio de 1944, es uno de los episodios militares decisivos que desencadenaron la derrota de la Alemania nazi en la II Guerra Mundial. Según historiadores, los aliados perdieron más de 220.000 soldados durante la batalla de Normandía, que se extendió del 6 de junio al 21 de agosto y que también dejó 20.000 civiles muertos. Por ello, doscientos veteranos llegados especialmente para los actos conmemorativos del 65 Aniversario del Desembarco han sido los héroes de una ceremonia homenaje a los 9.387 soldados americanos caídos en Francia, en las playas de Arromaches.
A la ceremonia han asistidoigualmente el Príncipe Carlos de Inglaterra; el primer ministro británico, Gordon Brown, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper. También conocidos rostros del cine como Tom Hanks o Steven Spielberg. La ceremonia ha durado dos horas y algo y se ha desarrollado en presencia de unos 7.000 invitados, 5.700 por parte francesa y 1.300 por parte norteamericana. Un minuto de silencio, las salvas de Honor y el vuelo de aviones franceses, británicos y americanos han puesto punto final a la ceremonia.