Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN saldrá de Afganistán entre 2011 y 2014, pero no dejará vacío de poder

La OTAN saldrá de Afganistán entre 2011 y 2014, pero no dejará vacío de poderCuatro/CNN+
La decisión fue adoptada en la cumbre que ha reunido en Lisboa a los 28 países de la OTAN y a otras 20 naciones que tienen tropas desplegadas en Afganistán dentro de la misión de ISAF.
El objetivo final del proceso de transición que ha sido aprobado es que las autoridades afganas puedan asumir la responsabilidad de la seguridad de su país a finales de 2014, aunque después de esa fecha mantendrán tropas de la Alianza en Afganistán con otras funciones de apoyo.
Para completar el proceso de transición tendrán que darse una serie de condiciones que permitan transferir las responsabilidades de seguridad a las tropas locales, por lo que "la misión de entrenamiento de las fuerzas afganas es crucial", ha señalado el secretario general, que ha anunciado que varios países han comunicado su disposición a enviar instructores al país asiático.
El proceso de traspaso se realizará "a partir del comienzo de 2011" y se hará progresivamente en algunos distritos y provincias, ha agregado Rasmussen. Afganistán entra en "una nueva fase", ha afirmado el secretario general, que ha advertido "a los talibanes u otros grupos" que la transición trazada no significa que la OTAN abandona ese país".
"Olvídenlo. Estaremos hasta concluir la labor", ha agregado el dirigente aliado, que ha recalcado que "no dejaremos un vacío de poder que pueda ser aprovechado por otros". El documento aprobado en la cumbre señala el compromiso para "ayudar a establecer las condiciones para una transición irreversible de la plena responsabilidad de la seguridad a las autoridades afganas".
Señala asimismo que ese proceso comenzará "a comienzos de 2011" en algunos distritos y provincias siguiendo una evaluación conjunta de la OTAN, los dirigentes afganos y la ISAF (Fuerza de Asistencia a la Seguridad) sobre la que se decidirá que provincias se transfieren.
"Reafirmamos nuestro apoyo al objetivo del presidente afgano, Hamid Karzai, para que las Fuerzas Afganas de Seguridad puedan dirigir y llevar a cabo las operaciones de seguridad en todas las provincias afganas al final de 2014", agrega el documento.
Señala asimismo el compromiso de establecer una cooperación a largo plazo con el país asiático y el apoyo "a los esfuerzos para reconciliar y reintegrar a aquellos miembros de la insurgencia que renuncien a la violencia, que corten sus vínculos con los terroristas y acepten la constitución afgana".
Rasmussen ha insistido en la rueda de prensa posterior a la reunión en que la fecha de 2014 fijada como horizonte para concluir el traspaso de las operaciones de combate a los afganos no supone la retirada de todas las fuerzas internacionales, aunque las que permanecerán allí lo harán con otras funciones de apoyo.