Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN y Alemania admiten la muerte de civiles en el bombardeo de Kunduz

La insurgencia talibán y un grupo afgano de activistas de derechos humanos han denunciado este martes la muerte de decenas de civiles en el bombardeo de la OTAN, en concreto de tropas alemanas, contra dos camiones cisterna, registrado en la provincia norteña afgana de Kunduz, el pasado día 4 de este mes.
Hasta ahora, tanto la insurgencia talibán, como los testigos de la zona habían dicho que todos los muertos eran civiles. Sin embargo, Alemania y la OTAN, sostenían que eran talibanes.
Este martes, la fuerza liderada por la OTAN en Afganistán ha admitido que podrían haber muerto o resultado heridos varios civiles. La canciller alemana, Angela Merkel, también ha lamentado públicamente la posible muerte de civiles.
Tras el reconocimiento de los hechos, en Kabul, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, ISAF, ha anunciado el nombramiento formal de un equipo para investigar los hechos.
Atentado en el aeropuerto
Al menos dos civiles han muerto este martes como consecuencia de un atentado suicida con coche bomba en el exterior de la base militar de la OTAN del Aeropuerto Internacional de Kabul. Además, otros seis civiles han resultado heridos, dos de ellos de gravedad.
Los talibán han reivindicado el ataque y han asegurado que el objetivo eran las tropas extranjeras.