Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ONG pide que el CNI aporte información sobre la "masacre" del Sáhara

La organización no gubernamental Liga Española Pro Derechos Humanos ha presentado un escrito en la Audiencia Nacional en el que pide al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que aporte toda la información que tenga sobre la "masacre" que se produjo el pasado 8 de noviembre en el campamento de Gdeim Izik, en el Sáhara Occidental.
La asociación ha realizado esta solicitud después de que el hermano de Baby Hamday Buyema, el ciudadano español fallecido durante los disturbios, se haya sumado como acusación particular a la acción penal impulsada por esta ONG, al presentar otra querella con su misma representación y dirección letrada.
La Liga Española Pro Derechos Humanos también tiene previsto entregar una lista de posibles testigos que podrían declarar a lo largo de la instrucción al juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, que tendrá que decidir si abre o no una investigación por estos hechos.
Entre ellos se encuentran "personalidades de notoriedad pública y altos cargos del Frente Polisario que han mostrado su conformidad para declarar sin que su identidad sea mantenida en secreto", así como "testigos que vieron, oyeron o saben lo que ocurrió y se han ofrecido a colaborar y declarar siempre y cuando estén protegidos", según ha explicado el abogado Félix Pancorbo.
Poca colaboración de Marruecos
A las puertas de la Audiencia Nacional, el letrado se ha mostrado convencido de que la Justicia española "va a exigir lo que tenga que exigir" a las autoridades marroquíes, aunque al mismo tiempo ha lamentado que éstas "colaboran muy poco o casi nada".
Además, la asociación ha señalado en un comunicado de prensa que "repudia toda forma de violencia, provenga de donde provenga", al tiempo que ha defendido "el respeto al derecho internacional, los derechos humanos y la justicia como única forma de solución del conflicto".
Plena emancipación
"Esto no será posible hasta que el pueblo saharaui ejerza el derecho a elegir su futuro sobre su territorio", señalan los querellantes antes de recalcar que el Sáhara Occidental sigue siendo "un territorio no autónomo pendiente de descolonización" y que España debería "asumir sus responsabilidad con la comunidad internacional" para que logre su "plena emancipación".
La querella presentada en la Audiencia Nacional, sobre la que todavía no se ha pronunciado el Ministerio Fiscal, está dirigida contra el ministro del Interior marroquí, Taieb Cherkaui, los titulares de Defensa y Asuntos Exteriores, así como el gobernador de El Aaiún, Mohammed Jelmous.

Declaración de Jiménez

La ONG solicita la declaración como testigo en la causa de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, para que detalle el conocimiento que tuvo de estos hechos y las medidas que el Gobierno español tiene previsto tomar al respecto.
Los querellados están acusados del asesinato de un centenar de personas, entre ellas el ciudadano español Baby Hamday Buyema, así como la desaparición de otras 600. Piden que sean imputados por los delitos de lesa humanidad, genocidio, asesinato, lesiones, torturas y secuestro.
Investigación "exhaustiva y transparente"
También la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) ha reclamado a Marruecos que lleve a cabo una investigación "exhaustiva y transparente", con participación de expertos de Naciones Unidas, sobre "los graves hechos ocurridos en el campamento Agdeim Izik y posteriormente en la ciudad de El Aaiún".
Según la OMCT, "durante las intervenciones policiales se produjeron innumerables detenciones de saharauis", varios de los cuales, según las denuncias que han llegado a la organización, "han sido severamente golpeados durante el arresto y después, mientras estaban en detención". Aparte, "las personas que siguen detenidas no han podido encontrase con sus abogados ni con sus familiares".
Ocupan la sede del PSPV
Mientras algunos sectores continúan cuestionando el papel del Gobierno de España en el conflicto. Una quincena de personas, entre saharauis y activistas, han ocupado el vestíbulo de la sede del PSPV en Valencia para protestar por la respuesta "cobarde" que, a su juicio, está dando el Ejecutivo.
Tres representantes del colectivo han iniciado una reunión con el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, la portavoz del grupo socialista de Inmigración y Ciudadanía en las Cortes Valencianas, Clara Tirado, y el coordinador de Administración y Recursos del comité electoral, José Ruiz.
Mientras en el exterior de la sede, otro pequeño grupo de simpatizantes saharauis se ha concentrado con una pancarta en la que se podía leer el lema 'Genocidio consentido' y han coreado consignas a favor del Frente Polisario como 'Marruecos asesina, España patrocina' o 'Ni paz ni calma, volveremos a las armas'.