Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMS teme una combinación de la gripe A con la gripe aviar

Margaret Chan durante la Asamblea Mundial de la SaludReuters
Desde el comienzo de la alerta por la gripe A, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha mostrado muy preocupada por la extensión del virus A/H1N1, y pese a la levedad de los síntomas ha instado en todo momento a mantenerse en guardia. En las últimas fechas ha ido explicando poco a poco su preocupación, que el virus interactúe con otras cepas aumentando exponencialmente su peligrosidad.

Este lunes, la directora de la organización ha concretado un poco más estos temores. "Tenemos motivos para temer una interacción del virus A(H1N1) con otros, entre ellos el H5N1, el de la gripe aviar". Esta "interacción" haría mucho más "peligrosa" la gripe A. La Organización OMS ha decidido, en la Asamblea Mundial de la Salud, mantener el nivel 5 (sobre una escala de 6) de alerta por la gripe A.
Según la última estimación de la organización son ya 8.829 los casos confirmados de gripe A en 40 países del mundo. Esta cifra supone un incremento de 349 casos con respecto a la publicada ayer domingo y el número de muertos ha aumentado en dos, hasta los 74, la mayoría en México.
España es segura
Por otra parte, la viceministra rusa de Salud, Veronika Skvortsova, ha confirmado que su país no va a recomendar a sus ciudadanos que dejen de viajar a España a causa de la gripe A/H1N1.
Esta rectificación se produce después de que el jefe del Servicio Epidemiológico de Rusia, Guennadi Oníschenko, recomendase este fin de semana a los ciudadanos rusos abstenerse de viajar a España debido a la posibilidad de contagiarse del virus de la gripe A/H1N1.
Reunión con Trinidad Jiménez
Al conocer la noticia, la ministra española de Sanidad, Trinidad Jiménez, pidió una entrevista con Skvortsova para solicitarle retirar la medida.
El encuentro ha tenido lugar este lunes y la petición ha surgido efecto, tal y como indicó Jiménez al término de su encuentro con su homóloga rusa. La ministra española ha explicado que "la ministra rusa se ha quedado satisfecha con la explicación de que no existe ningún riesgo, de que no hay ningún motivo que justifique mantener la recomendación".
Ambas responsables asisten a la Asamblea Mundial de la Salud, el máximo órgano de decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS).