Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE pide retrasar la edad de jubilación por encima de los 67 años

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo pide al Gobierno que retrase la edad de jubilación en España hasta más allá de los 67 años. La OCDE dice que debe extenderse automáticamente en función de la esperanza de vida.
Respecto a la reforma del sistema de pensiones, uno de los más generosos de la OCDE, la institución considera que la propuesta de incrementar de forma gradual la edad de jubilación de los 65 a los 67 años generará un "significativo descenso" en el gasto futuro en pensiones, que, en caso contrario, podría registrar un "drástico incremento" entre 2030 y 2060.
Por este motivo, cree que esta reforma debería ser "una prioridad máxima" y combinarse con otras medidas para contener el gasto. A más largo plazo, considera que los requisitos para acceder a una pensión, como por ejemplo la edad de jubilación o las prestaciones, deberían estar ligadas a la esperanza de vida.
Es solo una de las propuestas que la OCDE realiza y que, en su conjunto significarían, de ser aplicadas, una reforma mucho más radical del sistema de pensiones que la que prepara el Gobierno o que la que se derivaría de las conclusiones de la comisión del Pacto de Toledo.
Subida de impuestos
Además, el organismo incluye en su informe sobre España propuestas para llevar adelante una reforma laboral más contundente, con un contrato único y más facilidades para despedir.
Propone también subir el IVA y los impuestos especiales y bajar los impuestos a los beneficios de las empresas.
Exige profundizar en las reformas
El reajuste de la economía española tras una década de rápido crecimiento exige ampliar y profundizar las reformas estructurales, entre las que destaca la necesidad de reformar el mercado laboral, así como las pensiones y los impuestos, según la OCDE.
En este sentido, la institución con sede en París destaca el "ambicioso" plan de consolidación fiscal adoptado por las autoridades españolas, aunque subraya que el Gobierno debe estar preparado para adoptar medidas adicionales si los resultados no alcanzan los objetivos previstos.
En caso de que sean necesarias más medidas para cumplir los objetivos fiscales, la OCDE cree que unas subidas de impuestos "bien seleccionadas" podrían tener un impacto "relativamente más benigno" en la actividad que algunos recortes del gasto. Además, recuerda que la presión fiscal en España sigue siendo "relativamente baja" en comparación con la de otras economías europeas de altos ingresos.
Trabajo no descarta ampliar el periodo de cálculo de las pensiones
La reforma de las pensiones es, sin duda, el tema de la semana. El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, también se ha referido a ello y ha defendido ampliar a 20 años el periodo de cálculo de las pensiones, frente a los 15 actuales, aunque tampoco ha descartado la posibilidad de situarlo, poco a poco, en 25 años.
En declaraciones a la Cadena Ser, Gómez también ha abogado por ampliar la edad de jubilación a los 67 años, "porque también es una forma de alargar la edad real".
En este sentido, el ministro de Trabajo indicó que no es bueno renunciar a estas alturas a un grado de acuerdo suficiente con los interlocutores sociales o a un buen grado de consenso parlamentario, "porque no es el momento de tirar la toalla".
Gómez ha asegurado que ese alargamiento de la edad de jubilación tendrá excepciones, que el Gobierno tiene "bien construido". A este respecto, ha afirmado que entre esas excepciones estarían aquellas personas con un historial suficientemente largo de cotización de 36 ó 37 años, "o las que tengan un oficio penoso, que viven menos y gastan menos en pensión".
Asimismo, ha admitido que no le gustan iniciativas como la de Caja Madrid de hacer prejubilaciones a los 55 años, si bien ha reconocido que la legislación lo permite.