Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevo aspirante a cementerio nuclear

Los vecinos del municipio segoviano de Campo de San Pedro votarán este martes si este ayuntamiento se presenta candidato a alojar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos de alta radiactividad. Si la opinión del pueblo es favorable, el Ayuntamiento celebrará un Pleno al día siguiente, miércoles, para aprobar esta candidatura. El plazo para postularse se cierra el sábado 30.
Ser elegido como localidad candidata a albergar un Almacén Temporal Centralizado (ATC) ha sido, esta semana, uno de los temas que más páginas han ocupado dentro de los medios de comunicación nacionales. Numerosas voces se han pronunciado al respecto. Unas en contra, otras a favor. Pero ninguna de ellas ha sido indiferente. El próximo sábado, 30 de enero, termina el plazo para que los ayuntamientos interesados en albergar almacenes de residuos radiactivos presenten sus candidaturas. Hasta el momento, tres se postulan como candidatas en la carrera por ser localidad acogedora de un almacén de residuos radiactivos.
Manifestación
En la mañana del domingo, más de 1.000 personas, según Josep Maria Sàez, de la Coordinadora Anti Cementerio Nuclear (CACN), se han manifestado hoy en Ascó para pedir que el ayuntamiento de esta localidad no presente su candidatura para acoger el Almacén Temporal Centralizado (ATC), donde se depositarán los residuos radiactivos de todas las centrales nucleares españolas.
Una pancarta con los lemas "No al cementerio. No a las nucleares", abría la marcha. Detrás, otra que rezaba "No cementerio nuclear" la portaban, entre otros, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, y el líder de ICV, Joan Herrera. El presidente de ERC, Joan Puigcercós, ha dicho "estar convencido de que el Gobierno tendrá que acatar y cumplir" la resolución de marzo pasado de la Cámara catalana, aprobada por CiU, ERC e ICV, en contra de la instalación de un cementerio nuclear en Cataluña. Por su parte, el líder de ICV, Joan Herrera, ha apuntado que "es una decisión del país, no solo de Ascó, y no puede ser que un solo municipio tenga todos los residuos del Estado y menos sin saber hasta cuándo se generan".
En un ambiente festivo, pero a la vez reivindicativo, los manifestantes, con pegatinas que indicaban "No al cementerio nuclear" y pancartas alusivas al mismo tema, han hecho oír su voz con lemas como: "Ascó, Cataluña dice que no" y "Alcalde dimisión". Una furgoneta con un ataúd negro y tres bidones supuestamente con residuos radiactivos, un piragüista con su piragua y una máscara antigás y dos gigantes han puesto la nota de color, mientras la música ha amenizado el recorrido, entre el Casal y la Plaza de la Iglesia de Ascó.
El ayuntamiento de Ascó tiene previsto aprobar el próximo martes en un pleno extraordinario la presentación de su candidatura para acoger el ATC, instalación a la que ya opta oficialmente la localidad de Yebra (Guadalajara). El secretario de acción electoral de CiU, David Madí, recalcado, este domingo, que expedientarán a sus concejales de Ascó (Tarragona) si votan a favor de presentar su candidatura para albergar el almacén de residuos nucleares, aunque ha indicado que saben que en el pueblo "pueden tener cierto interés" económico en acogerlo.
Asignación y retribuciones
El próximo sábado, 30 de enero, termina el plazo para que los ayuntamientos interesados en albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos radiactivos presenten sus candidaturas. Una vez analizadas todas las solicitudes, una Comisión Interministerial aprobará una lista provisional. A continuación se procederá al análisis del término municipal de los candidatos definitivos y, tras este trámite, se comunicará a los afectados las zonas no aptas para albergar el ATC
El municipio que albergue el ATC de residuos de alta radioactividad recibirá anualmente una asignación que podrá llegar hasta los 7,8 millones de euros, cantidad que empezaría a ser cobrada cuando comience el almacenamiento de combustible.
El proyecto consiste en la construcción de un ATC para el almacenamiento en seco, durante un periodo de 60 años, del combustible gastado y residuos vitrificados de alta actividad, y un centro tecnológico que facilitará las actividades necesarias para el asentamiento de empresas. Asimismo, como apoyo a estas dos instalaciones el proyecto contará con las infraestructuras necesarias para el asentamiento de empresas, para lo que se prevé inicialmente una superficie de unas cinco hectáreas.
La previsión de inversión total es de unos 700 millones de euros. Para la construcción de las instalaciones se estima un promedio diario de unos 300 trabajadores durante los cinco años de la primera etapa, con algún pico de hasta 500 trabajadores.