Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva Zelanda sufre una fuerte réplica del terremoto mientras Australia continúa inundada

Más de 20 réplicas, la más fuerte de una magnitud de 4,8 grados, se han podido sentir este mismo lunes, lo que ha hecho que los ladrillos sueltos de los edificios afectados cayeran a las calles. El primer ministro, John Key, ha indicado que al menos 100.000 casas, lo que supone casi dos de cada tres en la región, podrían haber resultado dañadas de diferente consideración como consecuencia del terremoto.
"El daño que se ve es obvio, pero podría llevar cierta tiempo entender cuál ha sido el daño de la infraestructura subterránea", ha declarado. Los suministros de agua y electricidad ya han sido restablecidos en la mayor parte de la región, pero aún unas 200 personas permanecen en refugios de emergencia.
100 réplicas del terremoto
La región se ha visto afectada por más de 100 réplicas del terremoto del viernes, la mayor de 5,4 grados, lo que ha causado más daño y ha obligado al Consejo Municipal de la ciudad de Christchurch a extender el cierre del distrito financiero hasta el próximo miércoles. El epicentro del seísmo se ha situado a unos 20 kilómetros al oeste de Christchurch, una ciudad de 350.000 habitantes. Según un sismólogo, el terremoto se produjo por un movimiento en una falla desconocida.
"Antes del sábado, no había nada en el paisaje que nos pudiera sugerir que había una falla activa bajo estas zonas", ha señalado Kelvin Berryman, un especialista que ha añadido que había causado grietas en algunas zonas de hasta cuatro metros. El terremoto es uno de los diez de mayor magnitud registrados en Nueva Zelanda, que se asienta entre las placas tectónicas Indoaustraliana y Pacífica y registra más de 14.000 terremotos al año, de los cuales unos 20 superan los cinco grados.
Inundaciones en Australia
Los equipos de emergencia del estado de Victoria, situado en el sur de Australia, han tenido que atender multitud de peticiones de ayuda tras los daños registrados tras las fuertes tormentas de este fin de semana que han producido graves inundaciones.
Las consecuencias son tales que en dos puntos del sureste de Victoria los vecinos han tenido que dejar sus casas. En Wangaratta, en el noreste de Victoria, se ha desbordado el río King, lo que ha inundado la ciudad.
Meteorología extrema
A lo largo de la costa sur de Nueva Gales del Sur, numerosos techos fueron arrancados de las casas y las ventanas han sido destrozadas tras los vientos huracanados que azotaron la región el sábado y el domingo. Cerca de 12.300 hogares seguían sin electricidad en la mañana del lunes.
En el estado de Australia del Sur, los trabajadores de emergencia respondieron a más de 2.000 llamadas durante las tormentas del pasado fin de semana. Las ráfagas de más de 100 kilómetros por hora y los rayos derribaron árboles y líneas eléctricas, como en la capital del estado de Adelaida.