Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva York regresa a la normalidad

Normalidad en aeropuertos
La actividad de los aeropuertos que dan servicio a Nueva York prácticamente han recuperado ya su ritmo habitual, después de la fuerte nevada obligó cerrar las pistas durante 24 horas y a dejar a miles de pasajeros en las terminales.
"Todas las pistas de los aeropuertos de JFK, Newark y La Guardia están ya funcionando con regularidad y a pleno rendimiento", según ha confirmado un portavoz de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, encargada de la gestión de esos aeródromos.
Críticas a Bloomberg
El alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, ha recibido en las últimas horas fuertes críticas a la gestión de los problemas que ha generado la nevada, la sexta más fuerte jamás caída en esta ciudad. Cinco días después de la tormenta, vecinos de Queens, Brooklyn y El Bronx denuncian que sus calles no han sido limpiadas, lo que ha ocasionado que autobuses y ambulancias queden enterrados en medio de la nieve. Sin embargo, el centro de Nueva York está libre de nieve y se circula con normalidad.
Bloomberg ha reconocido que se dio prioridad a las calles principales y que el plan para hacer frente a la tormenta de nieve no ha funcionado. Sin embargo, en las últimas horas se apunta a que los propios trabajadores de la limpieza han podido llevar a cabo un boicot encubierto en protesta por los recortes presupuestarios aprobados recientemente.
El Año Nuevo en la Gran Manzana
Y entre tanta nieve hoy, la plaza de Times Square, está totalmente limpia del manto blanco que ha cubierto la ciudad. Esta noche se espera que más de un millón de personas acudan a ver el momento en el que el descenso de la bola que marca la entrada al nuevo año desde hace más de un siglo salude al 2011.