Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Si los operadores limitan el acceso, no pueden llamarlo Internet"

Piden que no debe anunciarse como "acceso a Internet" si el servicio sufre algún tipo de limitación de tráfico.Archivo

Pide que se informe mejor sobre si se está limitando la velocidad con la intención de garantizar la Neutralidad en la Red.

El regulador británico de telecomunicaciones Ofcom ha presentado medidas que espera que los proveedores de servicios de Internet (ISP, en sus siglas en inglés) adopten para asegurar que los clientes son conscientes de cómo el tráfico está siendo administrado.
Entre otras cosas, sugiere que no debe anunciarse como "acceso a Internet" si el servicio sufre algún tipo de limitación de tráfico.
Los proveedores de Internet - fijos y móviles - están limitando la velocidad de conexión a Internet en servicios como el vídeo por 'streaming' o la descarga directa en horas punta de tráfico, con el argumento de evitar la congestión o la ralentización de la conexión a través de Internet, ya que son servicios que consumen mucho ancho de banda.
En general, Ofcom considera que esta práctica es "beneficiosa", y se utiliza para garantizar el buen funcionamiento de servicios imprescindibles, como las llamadas a los servicios de emergencia.
Sin embargo, para el regulador también resulta preocupante, pues puede ser utilizado por los proveedores de Internet en su beneficio, "para orientar los servicios de la competencia, de una manera que no es visible para los consumidores".
Aunque los ISP ya proporcionan información al consumidor sobre el uso de la gestión del tráfico, Ofcom considera que actualmente "no es suficiente y necesita ser más claro y más fácil de entender".
El regulador advierte de que si los operadores no acometen los cambios sugeridos, utilizará sus poderes para establecer un nivel mínimo de información al consumidor, en el marco de la reciente revisión de la legislación europea.
Este marco legal fue adoptado por Reino Unido en mayo de 2011 y tiene como objetivo tratar de garantizar la Neutralidad en la Red.
En marzo de 2011, los ISP más grandes del Reino Unido firmaron un código de prácticas que requiere que cada uno elabore un cuadro comparable de información de gestión de tráfico denominado Indicador Datos clave. Estas negociaciones se iniciaron en junio de 2011.
Demasiado técnica
Ofcom considera que la medida es acertada, pero opina también que solo entenderán la información los consumidores con conocimientos técnicos. En este sentido, apunta a que el problema es cómo se comunicarán las restricciones a todos los consumidores.
Ofcom ha establecido un nivel básico de información que los ISP deberán proveer a sus clientes en el punto de venta, incluyendo: información sobre la velocidad media, información sobre el impacto de la gestión del tráfico que se utiliza en determinados tipos de servicios -tales como la reducción de las velocidades de descarga durante las horas pico de software P2P- e información sobre los servicios específicos que están bloqueados.
Una de las claves de las indicaciones de Ofcom es que los proveedores deben revistar los términos utilizados para describir sus servicios.
En particular, el consumidor que paga por el acceso a Internet "debe esperar que esto incluya la gama completa de servicios disponibles a través de Internet abierta". Así, los ISP "no debe usar acceso a Internet" para referirse a un servicio "que bloquea los servicios de Internet disponibles legalmente".
Cómo el acceso a internet es restringido por las operadoras
El presidente ejecutivo de Ofcom, Ed Richards, ha destacado que "Internet juega un papel importante en la vida de los ciudadanos, los consumidores y la industria", ya que "ahora dependemos del acceso a los contenidos y servicios que ofrece".
De esta forma, ha hecho hincapié en que la forma en la que los ISP controlan el acceso a Internet "nos afecta a todos", por lo que "es importante que seamos capaces de entender cómo nuestro acceso puede ser restringido".
Ofcom está insistiendo a los ISP para asegurarse de que información transparente está disponible para los consumidores "y considerará intervenir si no se ven mejoras", ha advertido.
Por otro lado, el regulador británico ha advertido de que a pesar de que considera que la gestión del tráfico es en cierta manera inevitable, considera que esto no puede ser en ningún momento un impedimento para el uso de Internet como herramienta para fomentar el desarrollo y la innovación.
"Si Ofcom cree en el futuro que esta innovación está bajo la amenaza de gestión del tráfico - por ejemplo, no dejando la capacidad de red suficiente para algunos servicios - entonces podría usar sus poderes para imponer la calidad mínima de los niveles de servicio en el ISP", ha señalado el organismo.