Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neira y Puerta se ven las caras por primera vez en los juzgados

Jesús Neira abandona el hospitalCuatro
El profesor Jesús Neira y su agresor, Antonio Puerta, han coincidido este jueves en el juicio que se celebra en el Juzgado de lo Penal número 1 de Getafe contra Puerta por un presunto maltrato a su novia, Violeta Santander, cometido el 2 de agosto de 2008 poco antes de la agresión que sufrió el docente.
Condena y orden de alejamiento
En su escrito de acusación, la Fiscalía de Madrid solicita nueve años de cárcel para Puerta e inhabilitación especial durante este tiempo para el derecho de sufragio pasivo. Además, reclama que se le prohíba acercarse a la víctima a una distancia inferior a los 500 metros.
Neira ha comparecido en el juicio como testigo. Ha sido la segunda ocasión en la que lo ha hecho, puesto que un día después de la agresión que sufrió ya declaró ante el Juzgado número 7 de Majadahonda. Entonces, relató cómo vio a Puerta pegar a su mujer a la entrada de un hotel de esa localidad, increpándole por esta actitud.
Agresión a Neira
Cuando Neira vio lo que ocurría, intentó parar a Puerta. Esto provocó que Puerta le pegara un violento puñetazo y, ya en el suelo, le pateara. Cuatro días después, Neira entró en coma al sufrir un derrame cerebral en su domicilio y se le trasladó al Hospital Puerta de Hierro.
La Policía detuvo el 11 de agosto de 2008 a Puerta en la localidad alicantina de Agost por un delito de tentativa de homicidio y lesiones. Dos días después, un juez de Majadahonda ordena su ingreso en prisión.
En este mismo procedimiento judicial se investigan las supuestas deficiencias en la atención médica que recibió el profesor entre la agresión y el día 6 de agosto, cuando entró en coma. Cuatro médicos están imputados por 'mala praxis'.
"Una agresión como la copa de un pino"
El profesor Jesús Neira ha asegurado a su entrada a la sede judicial que lo que él vio ese día "fue una agresión como la copa de un pino".
Neira, que acudió al juicio con una bomba de oxígeno, reconoció que su rehabilitación es "lenta" pero que se está recuperando "como puede". Preguntado por qué le dirá a Puerta cuando se vea cara a cara con él, indicó que no tiene que decirle "nada en absoluto". Asegurando que confía en la Justicia, concluyó: "pedimos justicia, es evidente".