Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarro admite que pudieron "bailarle" las identificaciones de las víctimas del Yak-42

Juicio por la identificación del Yak-42CNN+
Este martes ha arrancado en la Audiencia Nacional el juicio por las identificaciones erróneas de 30 de los 62 soldados españoles fallecidos en el accidente del avión Yakovlev-42 el 26 de mayo de 2003. En la vista, el general médico Vicente Navarro, que se encargó de elaborar la lista de los 62 militares españoles en el accidente del Yakovlev-42, ha admitido que pudieron "bailarle" nombres y números en la relación de cadáveres que elaboró tras la catástrofe, aunque ha insistido en la posibilidad de que las autoridades turcas cometieran "errores" en la entrega de los cuerpos porque "hubo mucho trasvase de bolsas".
Navarro ha explicado cómo encontraron los cadáveres en los frigoríficos de una lonja de pescado y ha asegurado que el ex ministro de Defensa Federico Trillo únicamente le pidió la "recuperación y repatriación" de los cuerpos pero no su "identificación".
El comandante médico José Ramírez, el segundo militar acusado en declarar ante la Audiencia Nacional por el caso YAK, ha afirmado este martes por la tarde que su trabajo se limitó a anotar las lesiones de los cadáveres y ha subrayado que el general Vicente Navarro les dijo: "Ya están identificados. Nos volvemos a casa".
Ni Trillo, ni Aznar ni Bono declararán
Por otro lado, el Tribunal ha rechazado admitir la declaración como testigos del ex presidente del Gobierno José María Aznar y los ex ministros de Defensa Federico Trillo y José Bono, solicitadas por las acusaciones particulares.
El presidente del Tibunal Javier Gómez Bermúdez ha explicado que la cuestión ya fue resuelta en un auto anterior y ha añadido que la prueba sería relevante únicamente si lo hubiera pedido una defensa pero no una acusación.
Por el contrario, el abogado de la Asociación Familias Afectadas por el Yak, Leopoldo Gay, ha destacado la importancia de los testimonios de Aznar, Trillo y Bono así como la de los militares de grado superior a los acusados para la correcta comprensión de los hechos.
En su opinión, las testimoniales han sido rechazadas porque "no hay interés en traer al juicio a personas con notoriedad". Una opinión que ha sido compartida por el resto de acusaciones particulares, que se han adherido a la protesta.