Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nadal se reunirá mañana con los grupos parlamentarios para abordar la reforma del bono social

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, celebrará mañana en la sede del Ministerio que dirige una reunión con los distintos representantes de los grupos parlamentarios con el objeto de abordar la reforma del bono social de la electricidad.
Tras la sentencia del Tribunal Supremo que anula el mecanismo de financiación de esta ayuda para consumidores vulnerables, el ministro ya se reunió en el Congreso con los grupos parlamentarios y alcanzó un acuerdo con el PSOE y Ciudadanos para articular una nueva fórmula que permita costear el bono social y proteger a los usuarios en situación de pobreza de los cortes de luz.
El acuerdo se sustanció en un real decreto ley aprobado el pasado 23 de diciembre por el Consejo de Ministros. La norma debe ser ahora validada en el Congreso, y el Gobierno se había dado un plazo de tres meses para aprobar todo el desarrollo normativo de la nueva regulación.
Aparte de prohibir la suspensión del suministro eléctrico para los consumidores vulnerables considerados severos que estén siendo atendidos por los servicios sociales, el real decreto ley carga sobre las comercializadoras de electricidad la financiación del bono social.
Al defender la norma, el propio Nadal explicó tras el Consejo de Ministros del 23 de diciembre que su contenido "surge del acuerdo entre diferentes fuerzas políticas para solucionar un problema de gran complejidad".
El ministro considera que, con la nueva formulación, se salva el carácter discriminatorio del anterior sistema, que había llevado al Tribunal Supremo a 'tumbarlo'. Ahora, según argumentó el ministro, se incluye al 100% del sistema, mientras que antes sólo se incluía al 94%.
Sobre la protección de cara a los costes de luz, los consumidores en vulnerabilidad severa recibirán el mismo trato que los suministros considerados esenciales, a los que en ningún caso podría suspenderse el suministro eléctrico, como son las cárceles o los hispitales.
La normativa pasa a reconocer diferentes tipos de consumidores, que irán desde los ordinarios, aquellos que pueden hacer frente a la factura sin problemas, hasta los vulnerables extremos, pasando por aquellos vulnerables que seguirán recibiendo el descuento del bono social, situado en el 25%.