Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La NASA descubre agua en la Luna y en Marte

Superficie de la lunaReuters
Larry Taylor, de la Universidad de Tennessee, y su equipo científico usaron un instrumento de la Nasa montado en un satélite indio para analizar la luz que refleja la superficie lunar con el fin de determinar sus materiales.
El instrumento detecto que las longitudes de las ondas indicaban un enlace químico entre dos átomos de hidrogeno y uno de oxígeno (H2O)
Taylor y su equipo señalan que pude que el origen del agua sea de origen endogénico, es decir, proveniente del interior de la propia luna.
Según ha declarado Larry Taylor "los isótopos de oxígeno que existen en la Luna son iguales a los de la Tierra, por lo que sería difícil, si no imposible, establecer la diferencia entre el agua de la Luna y el agua de la Tierra".
Hace 40 años
Hace 40 años cuando los astronautas de las misiones Apolo de la NASA, trajeron piedras lunares y las pusieron en cajas que tenían filtraciones. Lo que llevo a los científicos a creer que el aire terrestre de la Tierra había contaminado los contenedores y así descartaron la idea de que pudiera haber agua en el satélite natural.
Sin embargo Larry Taylor, de la Universidad de Tennessee, declaró que "Nos engañamos. Como había filtraciones en los contenedores supusimos que el agua provenía del aire terrestre".
El caso de Marte
En el caso de Marte, los instrumentos y cámaras indican que en los cráteres de meteoritos entre el polo norte y el ecuador marciano podría haber bajo la superficie agua con un 99 por ciento de pureza.
"Sabíamos que había agua bajo la superficie en las latitudes altas de Marte, pero esta se extiende mucho más cerca del ecuador de lo que se creía" ha señalado Shane Byrne, científico de la Universidad de Arizona.
Otro de los descubrimientos sorprendentes es la pureza del agua. El científico explicó que debido a que el agua se acumula bajo la superficie se pensó que ésta sería una mezcla de polvo y líquido.
Según ha afirmado Byrne, pudieron determinar que la mezcla es de un 1 por ciento de polvo y un 99 por ciento de hielo.