Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Multitudinario entierro por los dos niños asesinados en Valladolid

El funeral por los dos hermanos, de once y nueve años, ha tenido lugar en el Tanatorio de El Salvador de la capital vallisoletana, desde donde ha partido posteriormente el cortejo fúnebre hacia el cementerio de El Carmen, donde ambos pequeños han recibido sepultura.
El acto se ha desarrollado entre muestras de dolor y durante el mismo se ha vivido algún momento de tensión cuando alguno de los asistentes ha reprochado su presencia a los medios de comunicación.
Junto a los familiares de los jóvenes fallecidos, entre los que se encontraban el padre y la abuela, visiblemente afectados, han estado presentes también personas cercanas a la familia e incluso otros niños que han querido despedir a sus amigos.
La tragedia fue descubierta poco después de las 19.30 horas del pasado jueves, cuando la propia detenida, de 40 años y quien residía con sus dos hijos en el piso 12 D del número 7 del Edificio de San Cristóbal situado en la calle Adolfo Miaja de la Muela, en el barrio vallisoletano de Parquesol, llamó a la puerta de uno de sus vecinos para informar del doble óbito.
Así sucedió
Hasta el lugar de los hechos se trasladaron efectivos sanitarios y policiales, quienes hallaron, tendidos sobre la cama de uno de los dormitorios, los cuerpos ya sin vida de ambos hermanos, una niña de 11 años y su hermano de 9, sin signos externos de violencia.
Acto seguido, se procedió a la detención de la madre, quien, al parecer, se encontraba separada de su marido desde hacía aproximadamente año y medio, situación que desde entonces la había sumido en una fuerte depresión.
La autopsia practicada el viernes a los dos hermanos reveló indicios de que pudieron haber tomado somníferos, aunque será el Instituto Nacional de Toxicología el que analice esta posibilidad, sin que por el momento se descarten otras causas que pudieron haber desencadenado la muerte.
La madre continúa detenida
La madre de los pequeños, María del Carmen S.C, permanece detenida en el Módulo Penitenciario del Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Respecto de su puesta a disposición judicial, y teniendo en cuenta que puede permanecer bajo arresto hasta 73 horas, el juez encargado de la investigación no tiene intención de interrogarla hasta que María del Carmen S.C. mejore de su actual estado psicológico.