Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren cuatro cooperantes españolas en un accidente de autobús en Perú

Accidente mortal en PerúCNN+/Cuatro
Las víctimas han sido identificadas por el fiscal Víctor Barriga, que se trasladó al lugar del accidente para proceder al levantamiento de los cadáveres. Las fallecidas eran cooperantes pertenecientes a diversas ONG españolas que se encontraban en la zona llevando a cabo proyectos de cooperación en la zona, ha informado Barriga en breve diálogo con los medios. No obstante, algunos medios de comunicación han indicado que podrían estar haciendo turismo en el momento del accidente.
El accidente se produjo en torno a las 17.30 de este martes hora local (00.30 del miércoles en la España peninsular) cuando el vehículo en que viajaban los cooperantes españoles se salió de la carretera por causas que aún se investigan y se precipitó por un barranco de unos 200 metros de profundidad. En el vehículo, que pertenecía a la ONG local 'Sembrando', con la que colaboraban los ciudadanos españoles, viajaban otras seis personas que resultaron heridas, y que fueron trasladadas a centros médicos de la ciudad de Cuzco.
Tercer accidente de tráfico mortal de cooperantes españoles en Perú
El accidente de tráfico que ha causado la muerte de cuatro españolas que trabajan en un proyecto de una ONG en la región de Cuzco es el tercero que sufren cooperantes españoles en Perú en los últimos años y el más grave por el número de víctimas.
El 6 de junio de 1999 Enrique Ayer López y Mercedes Arteche, cooperantes españoles de la Unión Europea en Perú, y el chófer peruano Alfredo Waman, murieron en las proximidades de Satipo (en el departamento de Junín) al chocar el vehículo en el que viajaban contra un camión estacionado en mitad de un camino en la selva.
El 29 de agosto de 2001, en un accidente muy similar al de este martes, el joven extremeño Ángel Gonzálvez Solís murió y otros 14 cooperantes españoles resultaron heridos al caer el microbús en el que viajaban por un precipicio de 60 metros en el departamento de Cuzco. Los quince cooperantes realizaban una excursión al Parque Nacional Manu, después de haber concluido su trabajo en el programa "Vacaciones Solidarias" de la ONG "Solidaridad Internacional".
Además de estas muertes en accidentes de tráfico de españoles que participaban en proyectos solidarios en Perú, otro cooperante español,Marcos Lucas Sesarego, fue asesinado en 2007 cuando trabajaba en el Hogar San Camilo, un albergue de enfermos de SIDA en Chosica, a unos 40 kilómetros de Lima.