Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere una docena de personas al explosionar una bomba en el centro de Kabul

Al menos 12 personas han muerto y 83 han resultado heridas como consecuencia de la explosión de una bomba de gran potencia en las inmediaciones de la embajada india en Kabul, ubicada en el centro de la capital, según un balance del Ministerio del Interior.
La explosión ha destrozado un mercado situado en la misma calle en que se encuentran la embajada india y el propio Ministerio del Interior. Un agente de Policía ha informado de que la bomba había sido colocada dentro de un automóvil, pero no ha podido precisar si se trataba de un atentado suicida.
Contra la delegación india
El Gobierno indio ha asegurado que el objetivo del atentado era la embajada, pero ha precisado que ninguno de sus empleados ha resultado herido. "Por los informes que hemos recibido, todo el personal de la Embajada está a salvo y sólo ha habido algunos daños en el inmueble", ha declarado en Nueva Delhi el portavoz del Ministerio indio de Asuntos Exteriores, Vishnu Prakash. También ha indicado que de momento es demasiado pronto para especular sobre los autores del atentado.
Por su parte, el secretario de Exteriores indio, Nirupama Rao, ha declarado que el objetivo era la legación diplomática "porque el terrorista suicida se acercó al muro que rodea la Embajada con un automóvil cargado de explosivos, obviamente con el objetivo de atentar contra la Embajada".
Tras la explosión de hace un año
Asimismo, Rao ha explicado que el atentado es similar al que sufrió la embajada en julio de 2008, en el que un coche bomba causó la muerte de 58 personas, entre ellas dos diplomáticos indios, y 141 heridos. No obstante, ha precisado, las medidas de seguridad adoptadas desde entonces han ayudado en este caso a proteger al personal de la legación. Las autoridades indias acusaron a los servicios de Inteligencia paquistaníes del atentado del año pasado.