Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere el general Navarro, condenado por las identificaciones erróneas del Yak-42

Según han confirmado fuentes militares, el general condenado, que eludió la prisión por su grave estado de salud, ha fallecido a causa de un cáncer de pulmón, que ya se le había extendido por todo el cuerpo. El que fuera su ministro de Defensa, Federico Trillo, se personó a primera hora de la mañana del sábado en el centro hospitalario para acompañar a la familia del ex general.
Trillo, según han indicado fuentes populares, desde que se enteró de la enfermedad de Navarro ha estado hablando con la familia e interesándose por su estado de salud. Desde el ingreso del general en el Gómez Ulla hace unos días, debido a su delicado estado, Trillo "se ha interesado todos los días por su evolución" y ha estado en contacto con su esposa. El domingo será incinerado en la más "estricta intimidad familiar".
"Nunca dijeron la verdad"
La Asociación de Familias Víctimas del Accidente Yak-42 ha denunciado que los tres condenados por los errores en las identificaciones, entre ellos el fallecido general Vicente Navarro, "mintieron", fueron "unos cobardes porque nunca dijeron la verdad, y encima cumplieron mal la misión que les fue encomendada". De esta forma se ha manifestado el presidente de la asociación, Miguel Ángel Sencianes, en un comunicado remitido horas antes de conocerse la muerte del general Navarro en la madrugada del sábado.
El colectivo que representa a familias de los militares que murieron en el accidente aéreo afirma que "ya nadie recuerda que las familias de los 62" fallecidos tardaron "un año y ocho meses en recuperar los cadáveres" y "el general Navarro y sus oficiales, vestidos con sus uniformes, en misión oficial, con el deber de repatriar con honor a sus compañeros, profanaron los cadáveres de los 62".
"Sortearon sus restos, con el baile de números por la prisa que alguien les impuso. Descuidaron sus pertenencias (anillos, medallas...) que nunca aparecieron. Fue un trato inhumano y doloso hacia sus compañeros muertos, que no podían defenderse", denuncia Sencianes. De esta manera, la asociación criticó el hecho de que ninguno de los tres militares condenados por los errores en las identificaciones de 30 de los 62 militares que fallecieron en el accidente del Yakovlev 42, que tuvo lugar el 26 mayo de 2003 en Turquía, ingresará en prisión.
El citado comunicado fue remitido en la noche del viernes, unas horas antes de que se produjera el fallecimiento del general Navarro.