Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muerde a un perro y después se muere

Supermercadocuatro.com

Una cadena de supermercados de Cambridge, en Reino Unido, ha vivido una escena un tanto peculiar, más propia de la ficción que de la realidad. Un hombre de 40 años decidió morder a un perro. Has leído bien, el hombre al perro. Este hecho enfadó gravemente al dueño del canino, por lo que empezaron a discutir de manera acalorada.

El hombre de 40 años mordió al perro, y su dueño, sorprendido, empezó a discutir con él. Pero no le bastó con eso, ya que cuando entró al supermercado se encontró con otros cuatros individuos, con los cuales también quisó discutir sin ningún motivo aparente, según publica 'Mirror'.
Sin embargo, todo cambió cuando, de repente, el polémico individuo se desplomó al suelo. Cuando la Policía llegó al lugar de los hechos, el hombre había fallecido. El cadáver del hombre seguía en el suelo, y confirmaro que sufrió un infarto fulminante.
La autopsia deliberó que el fallecido tenía un alto nivel de estupefacientes en su cuerpo en el momento de la pelea.  A pesar de ello, los agentes arrestaron a los cuatro hombres implicados, de 40, 44, 50 y 69 años, como sospechosos de homicidio, aunque todos fueron liberados bajo fianza horas más tarde.

¿Y qué pasó con el perro y el dueño? La Policía le arrestó aunque fue liberado con una fianza de 500 libras unas horas más tarde.